10 consejos para ir en bici al trabajo y no llegar empadados en sudor

Cada vez es más usual ver a gente que acude a su puesto de trabajo pedaleando, pero hay una cuestión que puede echar a mucha entes hacia atrás a la hora de ir al trabajo en bicicleta,  y es que al hacer un ejercicio físico es imposible no suda, pero ¿cómo podemos intentar llegar al trabajo en bici y no pasarnos todo el día oliendo a sudor?

bici trabajo

A continuación, os proponemos una serie de consejos que seguro os ayudarán a superar este inconveniente cuando cogéis la bicicleta para acudir a vuestro puesto de trabajo.

  1. No vayáis con prisa: Es uno de los consejos más determinantes, si intensificáis vuestras pedaladas, realizaréis más esfuerzo y será inevitable que comencéis a sudar. Por ello, os recomendamos que salgáis con algo más de tiempo de casa y pedaleéis de manera suave, de esta forma evitaréis llegar empapados de sudor.
  2. Coged el camino más corto y cuando sea posible ir siempre por la sombra: Resulta obvio que cuanto menos ejercicio hagamos y menos tiempo estemos al sol, sudaréis bastante menos, incluso lo llegaréis a evitar.
  3. Usa el portabultos: No lleves ningún objeto voluminoso sobre la espalda, os impedirá transpirar correctamente, con la consiguiente mancha de sudor. ¡Deja que corra el aire por todo tu cuerpo!
  4. Ten tu bicicleta a punto: Cuanto mejor esté tu bicicleta menos esfuerzo y cuanto menos esfuerzo, menos sudor. Elige una bicicleta que responda correctamente a tus necesidades y tenla a punto: las ruedas con la presión correcta, la cadena y cambios engrasados, el sillín a la altura perfecta…
  5. Usa ropa transpirable: La elección de la ropa es fundamental para reducir el sudor. Elige prendas que sean holgadas, evitarán que transpiremos más de la cuenta, y que estén fabricadas con materiales que permitan una buena ventilación. También es muy recomendable que llevéis una camiseta de repuesto, por si llegáis demasiado sudados.
  6. Importante llevar siempre un kit de aseo: Esto no hará que sudes menos, pero si mitigará los efectos del sudor. Lleva siempre un cepillo para una vez que te hayas quitado el casco, un pequeña toalla deportiva para secar el sudor que hayas podido general y un desodorante para estar siempre bien aseados.
  7. Evita las horas de máximo calor: Las primeras horas de la mañana y las últimas de la tarde son las más agradables, normalmente coincide con la jornada laboral.
  8. Monta en bici todos los días: Si usas la bici a diario estás en forma, y si estás en forma tu cuerpo admite mejor el ejercicio, optimiza los esfuerzos y eso, entre otras cosas, hace que sudes menos.
  9. Hidrátate: Intenta llevar contigo una botella de agua para ir refrescándote de vez en cuando.
  10. Elige el casco adecuado: Hazte con un casco diseñado especialmente para evitar la sudoración en la cabeza, es decir, un casco que esté fabricado con materiales aislantes, diseños que permitan que circule el aire…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *