11 consejos para que montar en bici no se convierta en una tortura

La práctica del ciclismo puede que sea uno de los deportes más lesivos y más saludables a la vez. Y es que ir montado en una bicicleta que no sea de tu talla o llevar unas calas mal colocadas, por ejemplo, pueden ser motivos para provocar una lesión.

ciclista

A continuación, os ofrecemos una serie de consejos para evitar que cuando bajéis de la bicicleta no lo hagáis en peores condiciones que cuando subisteis:

  1. No utilicéis un desarrollo y cadencias bajas si no estáis mínimamente preparados.
  2. Debéis comenzar realizando un calentamiento previo y no forcéis nada más salir.
  3. Igualmente, al terminar deberéis realizar una serie de estiramientos
  4. Deberéis realizar ejercicios de fortalecimiento de abdominales y lumbares.
  5. Utilizar los cambios en función del desnivel para que podáis rodar con agilidad.
  6. No realicéis rutas con ciclistas que estén a un nivel muy superior al tuyo, sobre todo al principio.
  7. Aseguraros que la bicicleta que estáis utilizando es de vuestra talla y que la geometría se adapta a vuestra anatomía.
  8. Si utilizáis pedales automáticos deberéis colocar las calas correctamente. En el momento que notéis la más mínima molestia, sobre todo en la rodilla, es señal de que las calas no están bien colocadas.
  9. De la misma forma aseguraos que la altura del sillín es la correcta, si tenéis molestias en el tendón rotuliano, es una señal inequívoca de que está mal colocado.
  10. Asegúrate de llevar las bielas con las medidas correcta
  11. Si durante todas las salidas tienes las mismas molestias, os debéis realizar una biomecánica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *