Cómo engrasar tus pedales en 5 pasos

El engrase de los pedales es algo que deberéis de hacer, al menos, un par de veces al año con el objetivo de que vuestros pedales duren más tiempo. Se trata de una tarea bastante sencilla y que vosotros mismos podréis realizar en casa. Para ello, es necesario un pequeño tornillo de banco, en el caso de los pedales que os vamos a mostrar una llave plana, (otros pedales requerirán de útiles específicos o de una llave allen) y grasa de buena calidad.

A continuación, os mostramos como engrasar vuestros pedales en 5 sencillos pasos:

1. Desenroscáis los pedales de la bici, y los cogéis en el tornillo del banco por el cuerpo del pedal, como podéis apreciar en la foto. Siempre con precaución de no apretar demasiado.

No es necesario que apretéis demasiado, con que el pedal esté bien sujeto es suficiente.
No es necesario que apretéis demasiado, con que el pedal esté bien sujeto es suficiente.

 

2. Con la llave plana desenroscáis el conjunto eje-casquillo hasta sacarlo completamente.

 

La llave plana dependerá del tipo de pedal, puede ser una llave de 15, de 17...
La llave plana dependerá del tipo de pedal, puede ser una llave de 15, de 17…

 

Debéis de desenroscar hasta el final el conjunto eje-casquillo.
Debéis de desenroscar hasta el final el conjunto eje-casquillo.

3. Procedemos a limpiar el interior del cuerpo del pedal y el eje con un papel o trapo, pero que esté totalmente limpio y que no nos vaya a dejar pelusas en el interior.

Hay que limpiar muy bien el interior del pedal.
Hay que limpiar muy bien el interior del pedal.

4. Una vez completamente limpio, introducimos en el cuerpo del pedal suficiente grasa pero sin llegar a llenarlo completamente.

En este ejemplo hemos puesto suficiente grasa para que pudierais ver por donde va la grasa, os aconsejamos poner bastante pero sin llegar a rebosar.
En este ejemplo hemos puesto suficiente grasa para que pudierais ver por donde va la grasa, os aconsejamos poner bastante pero sin llegar a rebosar.

5. Volvemos a enroscar el eje y veremos como la grasa vieja y sucia sale hacia el exterior empujada por la grasa nueva que hemos introducido.

La grasa negra es la vieja y la sucia que sale para fuera por el empuje de la nueva.
La grasa negra es la vieja y la sucia, que sale para fuera por el empuje de la nueva.

 

Por último, si no tenéis un tornillo de banco, podéis realizar el mismo proceso sin quitar el pedal de la bicicleta. Sujetando con la mano el cuerpo del pedal y con la llave plana aflojarlo y comenzar en el paso número 3.

Este mismo proceso lo podréis realizar sujetando el pedal con vuestras propias manos.
Este mismo proceso lo podréis realizar sujetando el pedal con vuestras propias manos.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *