2. Bernard Hinault, “El Caimán”

“De lo que yo disfrutaba era del placer de ganar. Hay que ser competitivo para entender lo que se siente”, con estas palabras de Bernard Hinault quedaba claro la personalidad de uno de los grandes mitos de la historia del ciclismo, personalidad que determinó el portentoso palmarés que consiguió.

Cinco Tours de Francia, tres Giros de Italia, dos triunfos en la Vuelta a España… Aunque sus pruebas predilectas eran las grandes vueltas, no había carrera ni especialidad que se le resistiera. Consiguió victorias en vueltas de una semana, en prácticamente todas las grandes clásicas (Lieja, Lombardía, Flecha Valona, Amstel, París-Roubaix), en el Mundial y además era un excelente contrarrelojista. Su potencia y determinación eran las grandes señas de su ciclismo ofensivo, que combinado con su genio, le convirtieron en un ciclista muy respetado dentro del pelotón.

Algunas de sus victorias y hazaña son parte de la historia del ciclismo. Es imposible olvidar aquel triunfo bajo la nieve en la Liege-Bastogne-Liege de 1980 en la que aventajó en más de nueve minuto al segundo clasificado o la mítica etapa de Serranillos con la que consiguió ganar la Vuelta a España de 1983.

Bernard-Hinault

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *