3 consejos para el mantenimiento de tu horquilla

La horquilla, como cualquier otro componente de la bicicleta que esté sometido a desgaste, debe tener un mantenimiento adecuado. Si os habéis dado cuenta de que vuestra horquilla ya no funciona como al principio, no penséis que puede estar estropeada, es un indicador inconfundible de que ya es hora de que se le realice una puesta a punto.

Sea cual sea la marca de vuestra horquilla no debéis dejar pasar el tiempo recomendado por los fabricantes para realizar las pertinentes revisiones.

20150102_110526
En la imagen podréis observar la barra de la horquilla totalmente desgastada. Es una consecuencia de no pasar la revisión en el momento indicado por el fabricante.

 

Tenéis que ser conscientes de que cuando compráis una bicicleta de una gama media/alta, la horquilla de suspensión que trae ya es de una calidad bastante buena, de un precio elevado y, por lo tanto, conlleva un mantenimiento muy específico, el cual no debéis eludir.

Pero no todo el mantenimiento de vuestra horquilla se basa en la revisión y puesta a punto que debéis hacer en el taller, también hay que realizar un mantenimiento en casa, muy sencillo pero realmente necesario.

Aquí os dejamos 3 Consejos para que podáis hacer un buen mantenimiento:

  1. Es indispensable, si queréis mantener vuestras horquilla en perfectas condiciones, que después de cada salida limpiéis bien los retenes con un trapito y de vez en cuando (dependiendo de la frecuencia con la que cojáis vuestra bici) echarle un par de gotas de lubricante.
  2. Una regla de oro es evitar a toda costa las máquinas de lavado a presión. Dichas máquinas introducen el agua dentro de las botellas y la suciedad del retén en la horquilla, provocando un desgaste irreparable en la barra.
  3. Cuando observéis que después de una salida, vuestra horquilla ha expulsado más aceite de lo normal, es un síntoma de que el retén ya está en mal estado y hay que cambiarlo. A partir de ese momento no debéis de volver a coger la bici hasta que el retén sea sustituido.

Por lo general, la revisión que se le realiza a la horquilla en el taller, consiste en el cambio de retenes, la limpieza y engrase de las barras y botellas, y el cambio de aceite.

Si os pasáis en el tiempo de la revisión, la horquilla trabajará sin aceite y con suciedad en su interior, lo que provocará que la barra sufra un desgaste irreparable y que haya que cambiar la horquilla por completo.

20150102_111231
La barra de esta horquilla ha sufrido uno desgaste irreparable. Esta horquilla tendrá que se sustituida por otra.

 

Dependiendo de la marca de vuestra suspensión y el uso que le deis, la periocidad de las revisiones y la puesta a punto varía. En nuestros siguientes posts nos iremos centrando en modelos de horquilla concretos y de formas específicas, para contaros con más precisión y detalles el mantenimiento, la periocidad recomendada para las revisiones y las particularidades de cada marca de horquilla.

Aprovechamos para recordaros que durante todo el mes de enero podréis realizar la revisión completa de vuestra horquilla en las tiendas Suraventura de Sevilla y Huelva por tan sólo 50,00 €. ¡Una oportunidad que no debéis dejar escapar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *