3 CONSEJOS PARA EVITAR PROBLEMAS CON LA TIJA

Seguro que muchos de vosotros alguna vez os habéis encontrado con que la tija del sillín se os baja, cruje e incluso se os ha quedado anclada y no la habéis podido sacar. Lo cierto es que dependiendo del material con el que esté fabricada y el cuadro deberéis realizar el mantenimiento con uno producto u otro para evitar todos estos problemas.

 

A continuación, os exponemos los consejos de nuestro compañero Javi para evitar futuros inconvenientes:

  1. Tija y cuadro de aluminio: Periódicamente deberéis realizar un mantenimiento con grasa consistente. La grasa consistente evitará los crujidos y que se quede dentro y no se pueda sacar.
  2. Tija Carbono y Cuadro Aluminio: En este caso no podéis utilizar grasa consistente para el mantenimiento periódico, ya que se resbalaría y se hundiría. En este caso, hay que utilizar pasta de montaje especial de carbono. Si es de aluminio y el cuadro de carbono, el mantenimiento es exactamente el mismo.
  3. Tija de carbono y cuadro de carbono: En este caso tendréis que utilizar pasta de montaje para el mantenimiento periódico de limpieza y engrase.

La pasta de montaje especial de carbono es un componente que cuenta con micropartículas de cerámicas, esta pasta se queda entre los dos elementos de la bicicleta, evitando de esta forma que la tija se mueva y se hunda. Hay que tener cuidado al utilizar este tipo de pastas, ya que reducen el aprieta del tornillo entorno a un 30%.

pasta

Por su parte, la grasa se encarga de lubricar y evita la aparición del crujido cuando tenéis una tija y cuadro de aluminio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *