3 CONSEJOS PARA NO SUFRIR LLANEANDO

llaneando

El llano es una especialidad en la que los ciclistas más potentes pueden hacer valer su ley. Ya que la relación peso-potencia no es tan definitoria. Pero hay muchos ciclistas que sufren llaneando.  si sois de los que acabáis cediendo siempre en los llanos, estad atentos a estos conejos que os pueden ayudar.

CÓMO NO SUFRIR LLANEANDO

 

Posición correcta: La posición más adecuada para llanear se consigue con la espalda casi horizontal y las manos en la parte inferior del manillar. También podéis llevar las manos en las manetas. Debéis ir muy atento a los obstáculos del terreno y anticiparos a posibles roderas, piedras y cambios de dirección. Para ello debéis ir mirando por delante del compañero que os preceda y prever sus movimientos para evitar posibles enganchones. También podéis agachar la cabeza para ser más aerodinámicos aún en rectas sepáis que nos os vais a encontrar ningún obstáculo.

Coge rueda: Uno de los mandamientos del ciclismo consiste en saber esconderse detrás de otro ciclista para aprovechar su rebufo. Cuando la velocidad es alta, no despreciéis el trabajo contra el viento que hace el compañero que esté “tirando”. Debéis situaros lo más cerca posible a un lado de su rueda trasera, pero sin tocarla. Estamos hablando de una reducción de esfuerzo que oscila entre el 5% al 30% cuando se rueda muy rápido.

Entrena: Si la potencia no es lo vuestro hace series en llano “arrastrando” todo el desarrollo que puedas mover manteniendo una cadencia de unas 60 pedaladas por minuto. Sin ser un método específico, haced series de 2 a 4 minutos de duración. Recupera suavemente entre series tanto tiempo como haya durado esta.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *