3 CONSEJOS PARA UNA CORRECTA RECUPERACIÓN MUSCULAR

recuperación muscular

Una eficaz recuperación muscular es, probablemente, el factor más importante que os permitirá seguir progresando con cada entrenamiento. Un adecuado tiempo de descanso es primordial. Aunque, existen otros factores que os ayudarán a una recuperación de muscular rápida y efectiva.

CÓMO REALIZAR UNA CORRECTA RECUPERACIÓN MUSCULAR

  1. Una buena alimentación: Los músculos necesitan nutrientes para recuperarse, crecer y favorecer un mayor desarrollo muscular. Para ello, las proteínas juegan un papel fundamental cuando son ingeridas justo después de terminar los entrenamientos. Podéis hacer uso de alimentos ricos en proteínas y fácilmente asimilables. Como, por ejemplo, el atún, las carnes desgrasadas de pavo o pollo y las claras de huevo, entre otros. Los hidratos de carbono también son esenciales para recuperar la energía perdida durante el entrenamiento y regenerar vuestros depósitos de glucosa. Básicamente, los hidratos de carbono os proporcionan la energía necesaria para realizar vuestros entrenamientos al 100% de efectividad. Por lo tanto, lo ideal es ingerir hidratos de carbono antes de entrenar para disponer de la energía necesaria para vuestro entrenamiento. Y tras el ejercicio físico, ingerir una combinación de hidratos de carbono y proteínas de calidad. Así podréis recuperar la energía perdida, reponer vuestros depósitos de glucógeno y aportar los nutrientes necesarios a vuestros músculos para una regeneración y recuperación óptimas.
  2. Realizar estiramientos: Sin duda, otro de los factores que condicionan una rápida y efectiva recuperación muscular. Los estiramientos antes de entrenar activan vuestras fibras musculares y las preparan para el ejercicio físico. Evitando lesiones innecesarias y favoreciendo un mayor rendimiento. Tras el entrenamiento, los estiramientos activan la circulación sanguínea de los músculos afectados y mejoran la recepción de nutrientes en vuestros músculos, por lo que también favorecen una más rápida recuperación muscular que os permite volver a entrenar con total eficacia.
  3. Saber escuchar a vuestro cuerpo: Saber escuchar vuestro cuerpo es esencial para recuperarnos tras los duros entrenamientos. Si tenéis sensación de fatiga, cansancio, o notamos que vuestros músculos no responden adecuadamente, sin duda es debido a que necesitáis más recuperación muscular. Entrenar con unos músculos no recuperados completamente puede provocaros lesiones varias y no mejora vuestro rendimiento físico en absoluto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *