3 trucos para mantener el amortiguador trasero de tu bici

El amortiguador trasero de la bicicleta nos aporta comodidad, absorción de baches, seguridad…Su mantenimiento es muy importante para su buen funcionamiento y por ello nuestro mecánico Javi os quiere explicar en qué consiste ese mantenimiento y cuáles son las principales averías que puede sufrir el
amortiguador.

Cuando hablamos de mantenimiento tenemos que diferenciar dos tipos de mantenimiento. Por un lado está el mantenimiento que vosotros mismo podéis realizar en casa tras una salida. Y por otro lado, el mantenimiento que se debe realizar en un taller especializado en bicicleta, para solucionar las averías que
puede sufrir el amortiguador trasero de vuestra bici.

amortiguador fox
Los amortiguadores Fox son unos de los más utilizados.

 

El mantenimiento que vosotros mismo podéis y debéis realizar en el amortiguador trasero, se puede hacer en dos sencillos pasos:

  • Limpieza. Es fundamental que limpiéis externamente el amortiguador trasero después de cada salida, para evitar la acumulación de polvo y suciedad en el retén.
  • Lubricación. Este hábito es igual de importante que la limpieza. Debéis lubricar con un par de gotas el retén, que se encuentra en continuo roce con el vástago. De esta forma evitaréis el desgaste prematuro del retén y la entrada de suciedad en el amortiguador. Es muy importante secar el aceite que le hemos echado al vástago para que no se os pegue nada, ya que con la lubricación el objetivo es mantener el retén flexible.
En la imagen podéis apreciar otro de los amortiguadores más usados, un amortiguador RockShox.
En la imagen podéis apreciar otro de los amortiguadores más usados, un amortiguador RockShox.

 

Eso sí, aunque no sufra ninguna avería, es recomendable que una vez al año el amortiguador pase un mantenimiento más exhaustivo en el taller, donde se le realizará un limpieza interna y un cambio de retenes. De esta forma, le aseguraréis una larga vida a vuestro amortiguador.

En la imagen podéis apreciar el retén del amortiguador que debe ser cambiado una vez al año en el taller.
En la imagen podéis apreciar el retén del amortiguador que debe ser cambiado una vez al año en el taller.

 

Los amortiguadores suelen sufrir una serie de averías que requieren de un taller especializado o de la propia casa para su puesta a punto. Desde Suraventura os recomendamos que no utilicéis el amortiguador cuando sufra algunas de las siguientes averías, ya que su funcionamiento no será el correcto, produciendo
averías más importantes con soluciones mucho más complicadas que las que os exponemos a continuación:

  • Pérdida de aire. El motivo principal de este tipo de avería es el desgaste de las juntas internas dispuestas para este fin, son juntas que aguantan una gran presión de aire (los Fox aguantan hasta 275 PSI de presión) y mucho roce interno, aun así, su vida útil suele ser larga.La reparación de esta avería
    por lo general se realiza en talleres de tiendas y se basa en la sustitución del kit de juntas.
  • El vástago rayado. Este problema se puede deber a una caída o a una escasa limpieza. Con su sustitución solucionaríais el problema. Eso sí, es una avería costosa y que solo se realiza en el servicio técnico oficial de cada marca.
En esta imagen se puede observar el vástago del retén. La ralladura del vástago es una de las averías más comunes.
En esta imagen se puede observar el vástago del retén. La ralladura del vástago es una de las averías más comunes.

 

  • Pérdida de bloqueo y endurecimiento de la palanca y del dial de rebote. Esta avería se produce debido al desgaste de las juntas internas del sistema hidráulico. (No confundir con las juntas de aire). Internamente un amortiguador consta de dos cámaras, una llena de nitrógeno y otra llena de aceite, y separándolas hay un pistón donde se alojan las juntas que se encargan de mantenerlas separadas para que no se mezclen. Con el funcionamiento el aceite se calienta mucho y varía la presión interna, con lo
    que la cámara de nitrógeno actúa como muelle comprimiéndose o extendiéndose. La avería llega cuando la junta falla y el nitrógeno llega a mezclarse con el aceite, haciendo que falle todo el sistema hidráulico con la consiguiente pérdida del bloqueo y rebote. Esta avería es por uso y desgaste y no puede evitarse ni por parte ni del propietario, ni por parte del taller que lleve el mantenimiento del mismo.
  • Aparición de holguras. Se trata también de una avería común. Es detectable levantando un poco el sillín, y la reparación, mediante la sustitución de dichos casquillos, es barata y simple. En general un amortiguador no debe generar más averías de las citadas y tampoco requiere un mantenimiento más exhaustivo del expuesto.

¿Quieres pedir cita para que revisemos tu amortiguador? Haz click aquí y pide tu cita: https://www.suraventurabikes.es/citas/#sthash.1ohgNaXd.dpbs

One thought on “3 trucos para mantener el amortiguador trasero de tu bici

  1. MANUEL says:

    Hola, tengo una Trek Fuel x7 doble y se me rompe muy a menudo el amortiguador trasero Fox se me van los retenes a que puede ser debido, la garantia pasa de mi yo quiero que me lo cambien ,me viene durando 7 u 8 meses

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *