4 ERRORES QUE TODO CICLISTA DEBE EVITAR EN EL GIMNASIO

errores que todo ciclista debe evitar en el gimnasio

Hoy vamos a especificar cuáles son los errores que todo ciclista debe evitar en el gimnasio. Son muchos los ciclistas que ya han tomado conciencia de que solo pedaleando no se mantienen en forma. Por ese motivo, cada vez vemos más bikers en los gimnasio. Y es que el entrenamiento complementario de fuerza es esencial para los ciclistas. Lo ideal es mantener este tipo de entrenamiento durante todo el año, no solo los meses de más frío.

ERRORES QUE TODO CICLISTA DEBE EVITAR EN EL GIMNASIO

Algunas las debería de evitar cualquier usuario de estas instalaciones, independientemente de cuál sea su objetivo. Y otras son específicamente contraindicadas para los ciclistas.

1. MALAS POSTURAS Y EJERCICIOS MAL HECHOS. Es unos de los principales errores que todo ciclista debe evitar en el gimanasio. El trabajo de fuerza debe seguir unos correctos patrones motrices que minimicen el riesgo de lesión y maximicen sus beneficios. Las lesiones más habituales que podemos son a nivel articular y tendinoso. Antes de realizar un ejercicio debemos informarnos bien sobre su técnica. Y si no eres capaz de realizarla, mejor elegir otro ejercicio.

2. HIPERTROFIA. La hipertrofia es un efecto fisiológico del entrenamiento muscular. Como bikers debemos evitar cualquier ganancia innecesaria de peso y la hipertrofia significa aumento de peso. Y sí, se puede entrenar fuerza con pesas y discos sin hipertrofias significativas y ganando fuerza y potencia. Para evitar esa hipertrofia debemos seguir las siguientes reglas:>

>Series de pocas repeticiones con cargas medias (40-80%), entre 6-8 por serie.

>Alejarse del fallo muscular.>

>Evitar ejercicios localizados.

>Trabajar a máxima velocidad en la fase concéntrica.

>Descanso suficiente entre series del mismo grupo muscular (más de 2’).

3. LLEGAR AL FALLO MUSCULAR. Nos referimos a realizar todas las repeticiones posibles con un peso hasta que llegamos a una en la que no podemos con él y fallamos. El grado de fatiga que produce nos hace mucho más vulnerables a sufrir lesiones o a estados de sobre entrenamiento. También provoca un gran aumento del tiempo de recuperación post entrenamiento. Por lo tanto, tardaremos más en volver a entrenar a una intensidad óptima. Esto es común a cualquier usuario. En nuestro caso particular debemos aumentar aún más el margen de repeticiones que dejamos sin hacer, alejarnos aún más del momento de fallo muscular. Lo ideal sería no hacer nunca o casi nunca más de la mitad de repeticiones máximas que podamos hacer con un peso.

4. ENTRENAR LENTO. La velocidad de ejecución es clave en las adaptaciones al entrenamiento de fuerza. La parte neuromuscular, la realmente importante, solo se desarrolla con cargas muy altas o con cargas bajas y medias pero ejecutadas a la máxima velocidad posible, fundamentalmente en su fase concéntrica. Eso no significa que siempre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *