4 ASPECTOS A TENER EN CUENTA A LA HORA DE ELEGIR EL SILLÍN DE LA BICICLETA

sillín de la bicicleta

El sillín de la bicicleta es un componente fundamental. Ya que de él depende vuestro confort y rendimiento. La elección del sillín de la bicicleta es algo muy subjetivo. Para lo que un ciclista puede ser cómodo no tiene porqué serlo para otro. Por este motivo, existe en el mercado una gran variedad de modelos de sillines.

Cuando os sentáis en una bicicleta, la mayor parte del peso descansa sobre los isquiones. Y estos huesos pueden estar colocados de manera muy diferente dependiendo de la persona. Además, dependiendo del estilo de pilotaje y de la configuración de la bicicleta, cada persona puede experimentar la presión sobre los isquiones de diferente forma.

QUÉ DEBEMOS TENER EN CUENTA AL ELEGIR EL SILLÍN DE LA BICICLETA

Lo cierto es que hay variaciones en cuanto a los sillines de carretera y de montaña. Los sillines de montaña están fabricados de materiales más fuerte. En contra, los sillines de carretera tienden a ser más ligeros. Aunque a la hora de elegir el sillín, los aspectos a considerar para encontrar el sillín adecuado son los mismos.

Capa exterior

Podéis elegir entre materiales sintéticos o piel natural. La claves es seleccionar el material que no sea irritable. Y que tampoco lo sean las costuras y los refuerzos.

Caparazón inferior

Los fabricantes producen diferentes anchos y formas de sillines. La mayoría tienen el caparazón de nailon, aunque también los hay de carbono. Los de carbono solo encontraréis en los sillines de gama alta. Algunos sillines cuentan con una ranura en el centro, que sirve para reducir la presión perineal. Estas ranuras serán de un tamaño u otro, dependiendo del modelo.

Relleno

El relleno es el encargado de distribuir la presión del cuerpo por toda la superficie del sillín. Un sillín blando parecerá cómodo al principio para una persona que se inicia. Sin embargo, para la la que empiece a tener más contacto con el sillín y empiece a moverse necesitará un sillín más duro. Y que sea menos molesto a medida que pasan las horas encima del mismo.

Raíles

Los raíles son las barras que unen la tija con el sillín. Los de gama baja están fabricados en aleaciones de aluminio, mientras que los de gama más alta son de titanio o de carbono, que marcan la diferencia en el peso y el precio del producto.

Algunas marcas han desarrollado sistemas de sujeción de tija con sillín mediante un solo rail para ciclismo de carretera. Y se están imponiendo gracias a su ligereza y facilidad de ajuste.

 

Fuente: entrenamiento.com

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *