4 BENEFICIOS DE DESAYUNAR PROTEÍNAS

desayunar proteinas

La mayoría habréis oído hablar de la importancia de desayunar proteínas cuando entrenáis o competís con vuestras bicicletas. En el post de hoy, vamos a especificaros cuáles son los beneficios que realmente aporta desayunar proteínas.

POR QUÉ DESAYUNAR PROTEÍNAS

  • Un mayor contenido de proteínas en una comida contribuye a un tiempo de vaciado gástrico mayor. Por lo que la digestión se ve prolongada, causando a su vez una notable sensación de saciedad. Las proteínas inducen una secreción hormonal, mediante diversos mecanismos, que establecen un mayor estado de saciedad.Por lo que, un importante contenido de proteínas en el desayuno mejora la percepción de satisfacción tras la ingesta de determinados alimentos. Provocando o a su vez, una mejora a la hora de escoger alimentos como tentempiés o platos principales.

 

  • Una ingesta fraccionada de proteínas a lo largo del día, resulta en un mayor estímulo de síntesis proteica. Que da como resultado una mejora en las adaptaciones al ejercicio y a su vez ayuda a preservar la musculatura. El estímulo anabólico del ejercicio físico contra una resistencia (como pesas) perdura durante las 24 horas siguientes. Por lo que los sujetos se verían beneficiados de una ingesta fraccionada para potenciar el efecto anabólico del ejercicio de fuerza sobre la síntesis y reparación del tejido muscular.

 

  • Incluir una proporción proteica en el desayuno, junto con una proporción de carbohidratos complejos y grasas saludables, favorece la óptima regulación de parámetros como la glucemia (azúcar en sangre) y la insulinemia (insulina en sangre). Así como, la de ácidos grasos libres en sangre, previniendo de este modo la instauración de enfermedades como la obesidad, el síndrome metabólico y la diabetes tipo 2.

 

  • Las proteínas tienen la capacidad de inducir un mayor efecto termogénico. Ya que la energía que destina nuestro organismo para metabolizarlas, es mayor en comparación con la energía destinada para metabolizar los azúcares y las grasas. Es decir, la digestibilidad de estas es menos rentable, debido al gasto calórico.

 

FUENTE: nutrisport.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *