4 causas de la tendinitis en la rodilla

La rodilla es una de las articulaciones que enferman más a menudo en los ciclistas ya que es la que más carga de trabajo sufre durante el pedaleo. La rodilla del ciclista trabaja en un arco de movimiento que oscila entre los 10-15 grados de flexión cuando el pedal se encuentra abajo y 110-115 grados cuando el pedal se encuentra arriba.

tendinitis

Además, hay que tener en cuenta que el movimiento de flexión y extensión de la rodilla al pedalear se acompaña de una rotación entre la tibia y el fémur. La lesión más normal en la rodilla entre los ciclistas es la tendinitis. A continuación, vamos analizar sus causas:

  • Incorrecta colocación de las calas: Cualquier pequeño defecto en la colocación de la cala va a impedir que se realice la rotación tibiofemoral en el ángulo fisiológico correcto y por lo tanto provocará una sobrecarga para los tendones de los músculos rotadores de la rodilla. Se desarrollará una tendinitis y aparecerá un cuadro doloroso a nivel de la rodilla, que empeorará si se continúa pedaleando. Si hay tendinitis o dolor en la cara extrema quiere decir que la punta de la cala está orientada hacia fuera, y sentís dolor en la cara interna la cala estará desviada hacia dentro.
  • Mala posición del eje del pedal: Si el eje del pedal se tuerce hacia arriba, como consecuencia de una caída o si por el contrario, se inclina hacia abajo como consecuencia de una avería mecánica, se producirá un movimiento anormal de la articulación subastragalina, situada inmediatamente después de la articulación del tobillo, que se transmitirá a la rodilla provocando una alteración en la rotación entre la tibia y el fémur, y secundariamente dolor en la rodilla.
  • Utilizar un desarrollo demasiado grande: Las tendinitis que afectan al aparato extensor de la rodilla, concretamente al tendón rotuliano, la causa está ligada al desarrollo utilizado. Utilizando un desarrollo demasiado grande el esfuerzo muscular en cada pedalada es más intenso y el ciclista adoptará una cadencia de pedaleo más lenta. Esto aumenta la carga de trabajo y la duración del mismo sobre el cuádriceps. Por lo tanto, se producirá una mayor tensión en el aparato extensor.
  • Otras situaciones que aumentan la flexión de la rodilla y tiene riesgo de producir tendinitis rotulianas son: las bielas demasiado larga o un sillín demasiado bajo y orientado hacia abajo.

Ante una lesión tendinosa en la rodilla del ciclista debéis verificar la posición y el estado de los pedales, las calas y zapatillas, dimensiones de las bielas, altura y posición del sillín, dimensiones del cuadro y desarrollos que utilizáis.

FUENTE: DR. R. CRESPO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *