4 CONSEJOS PARA MEJORAR LA PEDALADA

MEJORAR LA PEDALADA

En este post os queremos explicar cómo podéis mejorar la pedalada. Al igual que en la natación o en el running, en el ciclismo la técnica del gesto también es muy importante. Y es  que podéis ahorrar mucha energía en un entrenamiento o competición si hacéis el gesto de manera ergonómica y eficaz. Esto solo se consigue con trabajo de técnica. La podéis meter a modo de calentamiento o en dos sesiones semanales en una parte suave del entreno.

CONSEJOS PARA MEJORAR LA PEDALADA

Para mejorar la pedalada debéis de practicar estos 4 consejos en vuestros entrenamiento:

Pedalada redonda

La pedalada debe ser suave, equilibrada y coordinada entre las dos piernas. Distribuyendo la fuerza de manera uniforme en todo el recorrido. Es mejor mantener una velocidad constante.

La pedalada se debe acompañar con la pierna que sube, dibujando círculos con ambas piernas a la vez. Este movimiento, normalmente, no se realiza correctamente porque se olvida.  Para empezar se pueden hacer series de varios minutos para acostumbrarse.

Esta técnica es fundamente para poder dar pedales rápidos y mantener una velocidad constante con un consumo mínimo de energía.

Pedalear con plato chico y piñón grande en bajadas de poco desnivel

Lo que intentamos conseguir con este fácil ejercicio es aumentar la frecuencia de pedaleo a las 120-130 revoluciones por minuto sin apenas resistencia.

Podéis aprovechar una ligera bajada o una recta cómoda para hacer el ejercicio, al principio puedes notar como botas encima del sillín, pero se trata de eso, de controlar el movimiento y ser preciso en el punto máximo y mínimo de la pedalada. Eso sí, mucho cuidado con hacer este ejercicio e hiperextender la rodilla, pueden aparecer problemas.

Cadencia

Pedalear con alta cadencia es bueno para desarrollar la capacidad cardiovascular y lo notaréis especialmente en las subidas.

Se entiende por una alta cadencia cercana a las 90 revoluciones por minuto. Para practicar esta técnica es bueno subir hasta las 100 y, por supuesto, siempre sentados. Ganaréis agilidad y control sobre la pedalada. Es conveniente acostumbrarse a mantener una cadencia alta.

Fuerza

Es importante que tengáis la mima fuerza en ambas piernas. Inconscientemente, tendéis a apretar más con la pierna “buena”.  Es recomendable realizar sentadillas u otros ejercicios con una pierna, alternando de pierna a las 3 series de 10 repeticiones.

Practicando un poquito estos consejos deberíais notar una mejoría en el corto plazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *