4 CONSEJOS PARA PREVENIR LOS CALAMBRES

Cualquier ciclista está expuesto a sufrirlos, sea cual sea su condición física. Cuanto mayor es el esfuerzo realizado, mayor es la posibilidad de sufrir su aparición. El calor, una hidratación insuficiente y varias horas de pedaleo ayudan a provocar su aparición.

La mejor forma de prevenir la aparición de calambres es seguir los 4 consejos que os exponemos a continuación.

  • Realizar estiramientos antes y después del ejercicio. De esta forma preparamos nuestros músculos para el esfuerzo que se avecina o los relajamos tras una dura sesión de entrenamiento.
  • Evitar hacer ejercicio intenso en condiciones de temperatura muy elevadas. Es decir, con el sol apretando no es recomendable forzar en nuestros entrenamientos porque, además de calambres, podemos tener muchos y más graves problemas.
  • Beber mucho líquido. Además de agua, tenemos que hacer uso de bebidas enriquecidas con sales minerales, también conocidas como bebidas isotónicas. Lo más importante es asegurarnos de que estas bebidas contengan al menos dos minerales entre su composición: sodio y potasio.
  • Consumir alimentos ricos en potasio: Además de llenarnos un poco el estómago y mitigar la sensación de hambre, estos alimentos también contribuirán a disminuir la posibilidad de aparición de rampas o calambres. Los mejores alimentos para nuestras salidas están muy claros; el plátano y el kiwi.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *