4 minerales para evitar los calambres

Los calambres musculares nos pueden aparecer a todos en cualquier momento. Los calambres pueden hacer que te detengas con tu bicicleta en medio de una ruta o una competición, que te despiertes a mitad de la noche e incluso os pueden molestar cuando estéis en el trabajo. Entre las causas más comunes destacan la deshidratación, la tensión muscular y las deficiencias de vitaminas y minerales.

En el post de hoy os vamos a explicar cuáles son esos 4 minerales esenciales para evitar los calambres.

Magnesio

La deshidratación es una causa común para los calambres musculares, causada por un desequilibrio en los electrolitos. El magnesio es un electrolito importante, debido a que está involucrado en la transportación del calcio y del potasio dentro y fuera de las células, lo que afecta a las contracciones musculares.

La falta de este mineral puede provocar estados de cansancio, apatía, calambres, contracturas, arritmias y dificultad de concentración.

Las almendras proporcionan un gran aporte de magnesio.
Las almendras proporcionan un gran aporte de magnesio.

Si consumes regularmente alimentos como las almendras, las castañas, las espinacas, los frijoles y el aguacate puedes estar seguro de que no te faltará magnesio.

Calcio

Uno de los minerales olvidados a nivel muscular ya que parece ser que sólo sirve para formar huesos. Y sin embargo es otro de los minerales que interviene en las contracciones musculares y en la transmisión de los impulsos nerviosos.

El calcio lo podemos encontrar en una gran variedad de productos.
El calcio lo podemos encontrar en una gran variedad de productos.

Si tus músculos se contraen, y si no cuentas con suficiente calcio para relajarlos después, puedes sufrir un calambre. Consumir alimentos ricos en calcio, tales como la leche, el yogur y el queso, cubrirá tus necesidades de calcio.

Potasio

El potasio es un electrolito responsable de transmitir los impulsos nerviosos a través del cuerpo. Juega un papel fundamental en la contracción muscular y el carecer de potasio, lo que se conoce como “hipokalemia”, puede provocarte calambres musculares.

El plátano es uno de los alimentos más ricos en potasio.
El plátano es uno de los alimentos más ricos en potasio.

Los plátanos tienen fama de ser la pócima mágica contra los calambres porque contenienen potasio, aunque también lo podréis encontrar en los cítricos, los tomates y las patatas.

Sodio

Es el mineral más importante del plasma. El sodio favorece la retención de líquidos. Interviene en la contracción muscular así como en la transmisión nerviosa y participa en otras muchas funciones relacionadas con el metabolismo.

Cuando lo niveles de sodio son demasiado bajos debido a la deshidratación o a la transpiración excesiva, es cuando ocurren los calambres musculares. Aunque las dietas bajas en sodio son recomendables para llevar una buena salud, si sufres constantemente de calambres musculares, quizás sea apropiado que agregues algo de sodio a tus alimentos.

La principal fuente de sodio en nuestra dieta es la sal.
La principal fuente de sodio en nuestra dieta es la sal.

Una dieta diaria suele aportar entre dos y tres gramos al día. La principal fuente de sodio es la sal de mesa (cloruro de sodio). También se encuentra en los cereales, pan, queso y en alimentos de tipo procesado, como en los ahumados, por ejemplo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *