5 factores que pueden modificar tu frecuencia cardíaca durante el entrenamiento

En el deporte en general, y en el ciclismo en particular, es muy habitual realizar entrenamientos basados en el ritmo de la frecuencia cardíaca.

La frecuencia cardíaca es un parámetro muy usado para medir la intensidad del entrenamiento, por un lado hay que tener en cuenta la edad y la condición física de cada individuo, pero otro lado, hay una serie de factores que pueden modificar la frecuencia cardíaca mientras entrenáis.frecuencia cardiaca

  • La temperatura: Si entrenáis con calo las pulsaciones serán más altas, y por el contrario, cuando entrenáis con frío las pulsaciones son más bajas.
  • La altura: Cuanto más alto menos oxigeno tenemos en el aire que respiramos y por lo tanto el corazón tiene que bombear más para obtener el mismo oxígeno.
  • El estado psicológico: Los estados que aumentan la sensación de alerta, como los nervios, la ansiedad, el miedo, el amor o la excitación sexual aumentan las pulsaciones, en algunos casos pudiendo llegar al máximo sin actividad física paralela. Y por el contrario, los estados que rebajan el nivel de alerta también rebajan las pulsaciones por minuto, estos estados pueden ser el sueño, la relajación, la satisfacción o la calma.
  • La hora del día: Diferentes variables temporales afectan también al número de pulsaciones por minuto de cualquier individuo. Por ejemplo por la mañana tenemos menos pulsaciones que por la tarde. Después de comer, mientras hacemos la digestión y en función de la cantidad y tipo de la comida podemos tener entre un 10 y 30% más de pulsaciones que en reposo. El sueño o el cansancio disminuyen las pulsaciones.
  • Los fármacos: La presencia de sustancias estimulantes en algunos fármacos como ser la anfetamina u otras, puede dar origen a un incremento de las pulsaciones.

Conociendo estos factores que tienen la capacidad de alterar vuestro ritmo cardíaco, podréis ajustar hasta el más mínimo detalle de vuestros entrenamientos basados en las zonas cardiovasculares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *