6 puntos de la bicicleta a lubricar y engrasar

El engrase o el lubricaje de vuestra bicicleta es fundamental para que siga rindiendo como el primer día. A continuación, os vamos a exponer cuales son las partes que hay que engrasar en la bicicleta y cómo debéis hacerlo:

cadena

1. Cadena de la bicicleta

Para que la cadena de vuestra bicicleta tenga una mayor vida útil, es conveniente llevarla siempre limpia y lubricada. Existen muchos tipos de lubricantes de cadenas:

  • Lubricante húmedo: muy denso, deja muchos residuos en la cadena y se utiliza en condiciones húmedas.
  • Lubricante seco: líquido, deja poca suciedad en la cadena pero no dura muchos kilómetros.
  • Lubricante cerámico: es un lubricante que muestra la cadena aparentemente seca, no se pega la suciedad y podéis hacer varias salidas sin limpiar la trasmisión.

Uséis el lubricante que uséis, es importante que antes de echarlo la trasmisión esté limpia y seca. El engrase de la cadena es un procedimiento que debe hacerse mucho cuidado y aseguraros que todos los ejes de los eslabones se impregnan correctamente de aceite.

2. Ejes de las ruedas

Dependiendo de los bujes que lleven vuestras ruedas, necesitarán más o menos mantenimiento, pero es aconsejable que, al menos 2 veces al año, los limpiéis y engraséis, para evitar posibles averías. Debéis de lubricar las partes visibles del eje de las ruedas, tanto si es de cono como si es de los rodamientos.

3.Tija del sillín

Si vuestra bicicleta es de aluminio, es aconsejable sacar el tubo del sillín, limpiarlo y echarle un poco de grasa al menos dos veces al año. Para así evitar molestos crujido y que la tija se suelde al cuadro.

En cambio, si vuestra bicicleta fuese de carbono, sería conveniente echarle pasta especial de montaje para carbono. Esta pasta evita el deslizamiento de loscomponentes de carbono.

4. Desviador trasero y delantero

El engrase de los desviadores se debe producir en los ejes de los propios mecanismos, con una simple gota estarán listos.

5. Las fundas de los cables de la bicicleta

Para que los cambios de vuestra bicicleta vayan siempre finos, es recomendable hacer un par de cambios de cables y fundas al año.

También es importante que después de salidas con agua o mucho polvo, limpiéis y lubriquéis vuestros cables y fundas. Para el engrase de este cable, debe estar totalmente limpio, con una gota de aceite de engrase o de lubricación en cada tramo de la funda es suficiente. Se puede aplicar a todos los cables de la bicicleta.

6. Pinzas de frenos V-Brake

Un correcto engrase de las pinzas de frenos, será la clave para el correcto funcionamiento de los frenos de vuestra bicicleta. La lubricación se debe realizar en sus ejes y en el punto de apoyo de los muelles de retroceso, con una simple gota de aceite estarán perfectos.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *