DOLOR DE ESPALDA SOBRE LA BICI: 7 CONSEJOS PARA EVITARLO

dolor de espalda

El dolor de espalda es una de las dolencias más habituales entre los ciclistas. En muchas ocasiones sucede por el hecho de no llevar una talla adecuada de bicicleta, una altura correcta del sillín o distancias demasiadas largas o cortas.

Con nuestros consejos conseguiréis ir en bicicleta sin necesidad de soportar esos incómodos y molestos dolores en la espalda.

Cómo evitar el dolor de espalda sobre la biciclet

1. Elegir la bicicleta de la talla correcta

Una bicicleta de un tamaño inadecuado puede provocar dolores de espalda a la hora de alcanzar el manillar.

2. Una posición corta

Es aquella en la que el ángulo formado por la muñeca, el hombro y la cadera es demasiado cerrado. Por lo tanto, haría falta llevar los brazos más estirados, entre 75º y 80º.

3. Una posición demasiado alta

Es aquella en la que el tronco va demasiado erguido. Hay que tener en cuenta el ángulo formado por el hombro, la cadera y la horizontal. Por lo tanto, la inclinación del tronco apenas debería pasar de los 50º.

4. Manillar a la altura adecuada

Para personas con lesiones de espaldas, se recomienda que tengan el manillar a la misma altura que el asiento. Los ciclistas expertos tienen el manillar unos cuantos centímetros más bajos que el asiento.

5. Verifica que la altura del asiento sea la adecuada

Para determinar la altura apropiada, mide la posición de tu pierna cuando el talón y el metatarso del pie estén sobre el pedal. Para definir la altura del asiento: Siéntate en tu bicicleta con el talón y el metatarso del pie sobre el pedal. Debes poder extender tu pierna por completo (es decir, que esté estirada) cuando tu pie descanse sobre el pedal.La rodilla debe estar ligeramente flexionada cuando el pie está sobre el pedal.

6. Distancia entre el manillar y el asiento

Una distancia normal entre estos dos componentes hará que tu espalda se comprima; una distancia mayor a la usual, estirará los músculos de tu espalda. Esto puede ser muy doloroso para las personas que tienen una flexibilidad reducida en la zona lumbar. Para conseguir la distancia ideal entre el asiento y el manillar tus brazos deben posarse sobre este último de manera que estén un poco hacia adelante y tus codos estén flexionados en un ángulo de 45°.

Al margen de las molestias en la espalda, os recomendamos este artículo donde tratamos las molestias más comunes en el ciclismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *