7 minerales indispensables en la dieta ciclista

Al sudar no solo estáis perdiendo agua, también estáis perdiendo minerales, sustancias fundamentales para que nuestro cuerpo funcione correctamente.

Dentro de la dieta de un ciclista no pueden faltar alimentos ricos en minerales, que permitan reponer los minerales perdidos durante el ejercicio físico.

¿Qué minerales son los más importantes?

Sodio: Es el primero de los tres minerales denominados electrolitos. Es el más importante, ya que es indispensable para ayudar a mantener el cuerpo hidratado. Su función es la de retener el agua en el cuerpo. Con la actividad intensa se elimina fácilmente. El sodio lo encontramos en alimentos como el marisco, conservas, bebidas isotónicas y en el agua.

kdsnckzncbvlck
Las bebidas isotónica son ricas en sodio.

Potasio: Es el segundo de los tres electrolitos. Facilita en la retención del agua. Interviene en el equilibrio ácido-base, en la contracción muscular y en la actividad neuromuscular. Se encuentra en verduras, frutas, cereales y carnes.

Cloro: El tercer electrolito. Mantiene el equilibrio hídrico. Es fundamental para una correcta digestión. Lo podéis encontrar en alimentos como las carnes, verduras, frutos secos, mariscos huevos y leche y sus derivados lácteos.

Calcio: Actúa en el metabolismo energético, en la contracción muscular, en la actividad neuromuscular, en la conducción nerviosa y en la coagulación sanguínea. Puede encontrarse en productos lácteos, frutas, verduras y cereales.

andfngknhg
Los productos lácteos contienen mucho calcio.

Hierros: Favorece a la oxigenación del organismo y a la generación de los glóbulos rojos que transportarán el oxígeno a las células musculares, por lo tanto, es fundamental en el transporte de oxígeno. Encontramos alta concentración de hierro en las carnes, legumbres y verduras de hojas verdes.

ndkfnlkgn
El hierro es fundamental  para la creación de glóbulos rojos que transportan el oxígeno a las células musculares.

Magnesio: Contribuye a la reducción del cansancio y de la fatiga.  Además, es un mineral fundamental ya que ayuda a la absorción del calcio y fósforo, facilita el tránsito intestinal y el sueño.  Los alimentos con mayor porcentaje de sodio son la soja, las judías secas, el arroz integral, la levadura de cerveza, las almendras, avellanas, nueces, pipas de girasol, castaña seca y los dátiles.

Fósforo: Interviene en la producción de energía a partir del glucógeno almacenado y está presente en carnes, huevos, lácteos, legumbres y frutos secos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *