7 trucos para mantener tu bici a punto

Desde Suraventura queríamos inaugurar nuestro blog con una serie de consejos prácticos y necesarios para mantener tu bicicleta a punto.

Consideramos que es fundamental que todos mantengáis una rutina en cuanto al cuidado y mantenimiento de vuestras bicicletas, primero, por vuestra seguridad a la hora de montarla y, segundo, porque es una forma de alargar la vida útil de vuestras bicis. ¡Nuestro mecánico Javi ha preparado 7 trucos para ti!

1. El cuadro
El cuadro es el chasis de la bici, es decir, es lo que soporta al ciclista. Se debe revisar antes de cada salida, verificando que no existan fisuras, grietas, crujidos u holguras. En el caso de que sí existieran, no se debe montar en la bici para evitar accidentes, y debe ser revisado por un mecánico para su diagnóstico.

En esta imagen podemos  apreciar un cuadro con una pequeña fisura. No es recomendable montar con un cuadro en estas condiciones.
En esta imagen podemos apreciar un cuadro con una pequeña fisura. No es recomendable montar con un cuadro en estas condiciones.

 

2. Horquilla y amortiguador
La horquilla y el amortiguador son los elementos que absorben las irregularidades del terreno, proporcionándoos comodidad y seguridad. Antes de cada salida tenéis que revisar que la presión sea la correcta y que no tienen pérdida de aceite por ningún punto. Deben ser revisados por un mecánico
al menos una vez al año.

En esta imagen podemos apreciar como las barras de la horquilla están bastante desgastadas por falta de mantenimiento.
En esta imagen podemos apreciar como las barras de la horquilla están bastante desgastadas por falta de mantenimiento.

 

3. Transmisión.
La transmisión está formada por varios componentes:

  • El cambio
  • El desviador
  • Los piñones
  • La cadena de platos.

Debéis verificar su correcto funcionamiento para que los cambios de velocidad sean suaves, rápidos y precisos, no deben tener holguras o desgastes excesivos.

Un elemento muy a tener en cuenta es la cadena. Debe ser cambiada cuando el desgaste sea más de 0.75mm para evitar roturasy caídas.Además, de esta forma se evita el tener que cambiar más componentes con el consiguiente ahorro de dinero. La cadena debéis mantenerla limpia y lubricada, y lo debéis hacer antes o después de cada salida.

En esta imagen podemos ver como la cadena ha cogido un color marrón debido a la oxidación. Esta cadena no está apta para que salgáis con ella en vuestra bici. Las cadenas tienen que estar siempre limpias y lubricadas.
En esta imagen podemos ver como la cadena ha cogido un color marrón debido a la oxidación. Esta cadena no está apta para que salgáis con ella en vuestra bici. Las cadenas tienen que estar siempre limpias y lubricadas.

 

4. Frenos
En los frenos hay que revisar que la maneta tenga un tacto firme y que las pastillas no tengan un desgaste excesivo que puedan provocar un descontrol de la bicicleta. Se debe revisar el estado general de los frenos, buscando las fugas de líquido. También tenemos que comprobar que el discono esté doblado y que el desgaste del grosor no sea excesivo.

5. Ruedas
Las ruedas son, quizá, el componente que más sufre de la bicicleta, ya que están en contacto permanente con el suelo y soportan nuestro peso girando a altas velocidades y aguantando el impacto con las piedras, el barro y el agua.

Es muy importante comprobar que no tienen holgura en los bujes, así como, que los cierres estén bien apretados, que los radios estén con la tensión correcta y que la llanta esté centrada y no presente ni golpes, ni fisuras. Imprescindible que las cubiertas no estén muy desgastadas y que tampoco tengan rajas o falta de
goma.

Cuando apreciéis en vuestras cubiertas que los dibujos o el trazado comienzan a desaparecer o a alisarse, es síntoma de que vuestra cubierta está desgastada y debería ser sustituida inmediatamente. Un ejemplo de ello lo podéis apreciar en esta imagen.
Cuando apreciéis en vuestras cubiertas que los dibujos o el trazado comienzan a desaparecer o a alisarse, es síntoma de que vuestra cubierta está desgastada y debería ser sustituida inmediatamente. Un ejemplo de ello lo podéis apreciar en esta imagen.

 

6. Componentes
A componentes como el sillín, la tija, la abrazadera de sillín, la potencia o el manillar, no se les dan importancia, pero no hay que olvidarlos.

Desde aquí, aconsejamos cambiarlos cada 2 años, aunque no presenten ningún problema visible. De este modo evitaremos posibles caídas. Otro componente del cual no debemos olvidarnos son los pedales, los cuales no deben presentar holgura en el eje. El mecanismo de anclaje debe ser lubricado.

Por otro lado, la tornillería general de la bicicleta se debe repasar cada cierto tiempo. Atención en este punto, debemos repasarla, no apretarla siempre que la revisemos, ya que un excesivo apriete puede provocar la rotura del tornillo.

7. Limpieza
Y por último, pero no por ello menos importante, queremos hablaros de la limpieza de vuestra bicicleta. En primer lugar, desaconsejamos de forma absoluta que lavéis vuestra bici con agua a presión, ya que de esta forma el agua se introduce en los rodamientos. Nuestro mecánico Javi también os recomienda que limpiéis vuestra bici una vez a la semana si la usáis de una forma regular.

Y por supuesto, no os perdáis nuestros próximos post donde os explicaremos uno por el uno el funcionamiento, el mantenimiento, las características, en definitiva todo lo que necesitáis saber, de los componentes de vuestras bicicletas.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *