9 factores invisibles que afectan al entrenamiento

Tal y como recoge la web especialista en entrenamiento, www.entrenamiento ciclista.com, existen una serie de factores, que al no ser utilizados en el momento preciso del entrenamiento, se les ha denominado invisibles, pero llegan a tener una gran influencia en los resultados de vuestros entrenamientos.

Cannondale, Tri, Athletes, Kona, Lifestyle, Slice,

 

  1. El sueño: Controlar el tiempo y la calidad del sueño son importantes para la recuperación del deportista y unos buenos hábitos adquiridos son un requisito indispensable para la mejora del rendimiento a corto y largo plazo. Asegurarse un o más, es fundamental para la buena recuperación.
  2. El estrés: El control del estrés es fundamental. La proximidad a las competiciones más importantes aumenta el estrés, que sobrepasado unos niveles óptimos son perjudiciales para el rendimiento y la salud del deportista.
  3. El descanso: el ciclista no es ciclista solo cuando da a los pedales, lo es 24 horas al día y el día tiene otras muchas actividades. Contabilizar esas actividades diarias que afectan al descanso, como ir a comprar, estudiar, trabajar, cocinar, desplazarse en coche, etc. nos pueden dar una información más exacta sobre el tiempo de descanso a utilizar, ya que no es lo mismo pasarse el día tumbado entre la sesión de hoy y la de mañana que pasarla trabajando, estudiando o realizando un desplazamiento de 350km en coche. Todas estas actividades van a influir en el descanso y en la cantidad de energía que utilizamos a lo largo del día.
  4. La nutrición: El balance energético diario es fundamental en el deporte y esencial en el ciclismo. Realizar un seguimiento del gasto energético de cada día (cada vez más fácil de realizar con pulsómetros, potenciómetros, etc.), resulta básico en este balance. Controlar el gasto calórico, controlar la ingesta y que un nutricionista haga un seguimiento, es un factor de mejora fundamental, ya que la falta de equilibrio nutricional en la dieta puede producir desajustes en la composición de nuestro organismo.
  5. El control mediante analítica: Que nuestro organismo esté ajustado, lo podemos observar con la realización de analíticas periódicas. Un control de los valores básicos sanguíneos y en orina, proporcionan al médico una información básica, que es de gran utilidad para prevenir el sobreentrenamiento o situaciones comprometidas de salud.
  6. Las ayudas ergogénicas: Complementar la nutrición, favorecer el descanso y evitar que la analítica baje sus valores, puede conseguirse con una buena dosificación de las ayudas ergogénicas no dopantes.La buena dosificación de las ayudas ergogénicas (no siempre más es mejor) puede aumentar el rendimiento sobre la bicicleta.
  7. La posición sobre la bicicleta: Mejorar la posición mediante un estudio biomecánico con personal formado, profesional y con experiencia, que optimice no solo para el rendimiento, sino también en la prevención de lesiones, constituye uno de los pilares fundamentales, ya que es sobre la bicicleta donde se pasan muchas horas y se realizan muchos esfuerzos. Integrar al ciclista en la bicicleta y la bicicleta con el ciclista es básico para aumentar el rendimiento mecánico, la mejora aerodinámica al tiempo que evita lesiones por sobrecarga.
  8. El cuidado de los pies: El gesto repetitivo y continuado del ciclista sobre los pedales favorece la aparición de lesiones por sobrecarga. El último punto donde se transmiten las fuerzas del ciclista a la bicicleta es la planta del pie. Disminuir los efectos de las asimetrías, descompensaciones o reparto irregular de las presiones sobre los pies, es necesario con el fin de ajustar el gesto a las particularidades de todos los ciclistas.
  9. Los masajes: Las sobrecargas de músculos y tendones, son unas de las principales causas de lesión por sobreuso en ciclismo. Patologías femoropatelares, cintilla iliotibial, tendinopatía aquílea, son algunas de las lesiones más frecuentes. Descargar los músculos con un masaje puede aliviar los síntomas agudos del entrenamiento o los de una sobrecarga que ya lleva tiempo en el músculo, y también es muy reconfortante y recomendable. Pero esto no es suficiente, con cierta regularidad hay que visitar a un buen profesional como el fisioterapeuta. Ellos son los que realizan las maniobras y manipulaciones oportunas para la recuperación funcional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *