¿Aluminio o carbono?

A la hora de elegir una bicicleta de montaña hay mucha gente que todavía no tiene claro el material del cuadro. Y se plantean la eterna pregunta, ¿aluminio o carbono?

Lo cierto, es que los que competimos solemos llevar carbono, que es más ligero y más rígido, lo que nos proporciona más rapidez en las reacciones. El carbono también aporta algo de comodidad extra.

fsi2
Cannondale FSi Carbon 2

 

Por el contrario, el carbono es más caro, hay que ser un pelín más cuidadoso y mejor piloto, porque en las caídas sufre más. En este caso, los impactos secos son los que pueden estropear el cuadro. A este tipo de cuadros también se les pueden dar unas formas más estéticas y atractivas sin añadir peso.

Por su parte, el aluminio es más barato, los golpes no lo estropean tanto, aunque con él se consigue menos rigidez y comodidad que en los cuadros de carbono.

fs3 aluminio
Cannondale FSi 3 Aluminio

 

Se podría decir que los cuadros de aluminio como primera bici son más adecuados, ya que son cuadros más de batalla para aprender a montar correctamente, sin necesidad de realizar un gran desembolso. Y en caso de caída, que suele ser algo normal al principio, no sufrimos tanto con los daños que pueda sufrir la bici. De todas formas, no os asustéis que el carbono, al igual que el aluminio, también se puede reparar y quedaría perfecto.

Lo más importante es saber qué es lo que vais hacer con la bicicleta, así sabréis que prestaciones debe tener la bicicleta que estáis buscando y podréis elegir correctamente entre el aluminio y el carbono.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *