Cómo protegerte de los rayos solares sobre la bicicleta

En el ciclismo es muy frecuente pasar largas jornadas en bicicleta bajo el sol, y también es frecuente ver a ciclistas con marcas muy claras de la exposición solar a la que se someten en la cara, brazos y piernas. Realizar largas rutas bajo el sol puede tener un impacto mucho más grave sobre vuestra piel del que imagináis, y es muy recomendable que tratéis vuestra piel con el respeto que se merece cuando se trata de protegerla del daño solar.

Es muy recomendable que os apliquéis una generosa capa de protector solar con un factor de FPS 30 o superior si vais a entrenar expuestos a los rayos UV. No debéis olvidar protegeros zonas como la cara, el cuello, las orejas, las rodillas y los codos. Por supuesto, unas gafas con protección UV también son indispensables para proteger vuestros ojos de los rayos solares.

sdnfngbknmvlk
Es imprescindible llevar gafas solares para proteger a los ojos de los rayos solares.

Las cremas de protección deben ser apropiadas para no resultar demasiado espesas e incómodas de aplicar. Por ello, son preferibles para las zonas de piernas, brazos y cuello, los filtros de protección alta con índice de protección superior a 30 en spray o emulsión y con protección a ultravioleta A.  La formulación de este tipo evita la sensación aceitosa de las cremas y reduce que el polvo se adhiera a la piel. Sin embargo, estos filtros más evanescentes deben volverse a aplicar cada 2 horas en cantidad suficiente.

Estos productos deben ser resistentes al agua y sudor y aplicarse antes de vestirse con el maillot y los pantalones para aplicarlo en toda la extremidad incluyendo las áreas previsiblemente cubiertas de las extremidades. Esto es debido a que durante el ejercicio la ropa puede dejar descubiertas áreas donde no se había aplicado filtro solar.

En la zona facial es importante que el filtro solar sea el más adecuado según el tipo de piel. En el caso de pieles con tendencias al acné, debéis usar filtros adecuados sin aceites que os pueden recomendar en vuestra farmacia.

asdncdlñkfnbgñv
En épocas de calor extremo es recomendable salir a primera hora de la mañana o ya bien entrada la tarde.

Un problema habitual que los ciclistas sufren es el escozor en los ojos debido a la combinación del filtro y el sudor. Para esto, una recomendación práctica es la de usar un pañuelo en la frente o gafas especiales con una banda que se adapta a la zona de la cara en el área de las cejas y que evita la caída de sudor en los ojos.

Recordad los consejos más básicos para montar en bici protegidos del sol:

  • Protección solar de calidad. En salud normalmente lo barato sale caro.
  • Aplicarlo 30 minutos antes de hacer deporte.
  • Las horas centrales del día son las más peligrosas para la exposición ya que los rayos del sol inciden de forma más vertical. Evitadlas.
  • Aplicaros el protector solar aunque el día esté nublado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *