Cómo purgar los frenos Shimano

El motivo por el cual es necesario realizar un purgado de los frenos es debido a la entrada de aire en el circuito. A continuación, nuestro compañero Javi os va a explicar cómo realizar el purgado.

En primer lugar, tenemos que contar con los materiales necesarios, en este caso:

  • Aceite mineral Shimano
  • Tubo o macarrón
  • Llave fija 6-7
  • Recipiente
  1. Poner en horizontal con respecto al suelo la maneta de freno que vayáis a purgar.
  2. Desmontar la cubierta del depósito de aceite, con cuidado de no salpicar la pinza del freno delantero y quitar la membrana que hace vacío cuando todo está montado.
  3. En la pinza acoplamos un tubo de sangrado a la boquilla de sangrado. Con los 7mm, os preparáis para abrir y cerrar la tuerca de sangrado.
  4. Ponemos aceite en el depósito de aceite de la maneta, bombeáis un par de veces para que presione el aceite. A continuación, presionáis con fuerza la maneta de freno y sin soltar abrís la tuerca de sangrado dos segundos y volvéis a cerrar la tuerca de sangrado. Soltáis la maneta de freno.
1 ok
FOTO: www.kilometreando.es

 

2
FOTOS: www.kilometreando.es

 

El punto número cuatro lo repetís hasta que deje de salir aire por el tubo de vaciado y hasta que ajustéis el tacto que queráis.

Por último, os vamos a proporcionar un pequeño truco para mejorar el tacto de la maneta. Cuando ya estéb los frenos totalmente purgados y montados, debéis coger la maneta al manillar con una gomilla o birda, como si estuvierais frenando, y dejadlos así hasta el día siguiente. De esta forma conseguiréis un tacto mucho más nítido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *