Cómo reparar una maneta de freno de discos en plena salida

Puede ocurrir que durante alguna de vuestras salidas en bicicleta sufráis una caída o un golpe que tenga como resultado la rotura de vuestra maneta de freno de disco, y como consecuencia os quedaréis sin poder utilizar ese freno, con la peligrosidad que ello conlleva.

En esta imagen podemos apreciar que la maneta está rota y por lo tanto no podemos utilizar ese freno.
En esta imagen podemos apreciar que la maneta está rota, y por lo tanto, no podemos utilizar ese freno.

Para poder solucionar este imprevisto mecánico en medio de vuestra salida y poder continuar con los dos frenos en perfectas condiciones, nuestro compañero Javi os propone un pequeño truco, que por lo menos os servirá para llegar sanos y salvo a casa. Consiste en colocar una gomilla, la cual podéis encontrar en los mismos embalajes de las cámaras de repuesto, en la maneta tal y como podéis ver en las imágenes. Esta gomilla realiza la función de muelle, para ello no debéis de presionarla demasiado.

La gomilla hace de muelle y podemos seguir utilizando el freno.
La gomilla hace de muelle y podemos seguir utilizando el freno.

De esta sencilla forma, vuestra maneta quedará reparada temporalmente y podréis usar el freno con total normalidad, al menos hasta que lleguéis a casa y acudáis a vuestro taller de confianza para reparar la maneta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *