Cómo volver a la rutina después de Navidad

Después de varios días sin entrenar, con exceso de comidas y bebidas, no hay que volverse loco. Lo mejor es ir progresivamente aumentando la intensidad de los entrenos y no querer el primer día recuperar todo lo que hemos perdido. Esto solo llegaría a bajarnos el nivel de autoestima.

safe_image

 

Los primeros dos o tres días, lo ideal es salir en llano a ritmo continuo, con un ritmo alegre pero sin cambios de ritmos. Como máximo dos horas.

Después de dos o tres días a ritmo continuo podremos empezar a meter cambios de ritmo, seguramente ya empezaremos a sentirnos mejor sobre la bicicleta y con ganas de volver a sufrir.

También puede ocurrir que estos días de descanso os hayan venido muy bien para recuperar toda la carga de entrenos anteriores. En ese caso, podríais incluso saltaros los días de ritmos y continuar con vuestra rutina habitual de entreno, os sentiréis incluso más fuerte.

Os quiero transmitir un mensaje de tranquilidad, y es que por dos o tres días de descanso no vais a andar menos ni a rendir menos que antes del descanso.

Por otro lado, también deberíamos de cuidar un poco la alimentación, como antes de navidades, evitando los excesos en la cena sobre todo.

En mi caso, como tenemos mucho trabajo en las Navidades el nivel de entreno tiene que bajar obligatoriamente, sino no tengo descanso y sin descanso no se rinde bien sobre la bicicleta. En definitiva, os aconsejo que penséis cual es vuestro caso y apliquéis la forma correcta de volver a vuestra rutina de entrenamientos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *