TABLA ORIENTATIVA SOBRE LA CORRECTA PRESIÓN DEL NEUMÁTICO

La presión del neumático determina de manera muy significativa el estilo de conducción. Así como las reacciones de una bicicleta ante los obstáculos del camino. Cada ciclista tiene sus propias preferencias en lo que respecta a las presiones de aire utilizadas. Estas varían en función del estilo de conducción de cada persona, del modelo y medida del neumático utilizado y de las condiciones del terreno por el que se suele rodar. En cualquier caso, existen una serie de reglas que, tenidas en cuenta, sirven como punto de partida para encontrar la presión del neumático ideal que cada usuario necesita.

QUÉ DEBEMOS TENER EN CUENTA SOBRE LA PRESIÓN DEL NEUMÁTICO

  • Los ciclistas más pesados necesitan mayores presiones en las cubiertas que los ciclistas más delgados o ligeros.
  • Las cubiertas de menor ancho (1.8 a 2.1) necesitan presiones más altas. Mientras que los neumáticos con mayor medida (2.2 y más) necesitan menos presión.
  • Las cubiertas con un compuesto más duro ofrecen mejor rendimiento a presiones más bajas. Las cubiertas con un compuesto más blando, peor rendimiento.
  • Las llantas de perfil ancho permiten emplear una presión más baja en los neumáticos que las llantas de tamaño convencional.
  • Las cubiertas tubelizadas (sin cámara de aire) funcionan mejor a presiones más bajas que las cubiertas con cámara de aire.

¿Cómo encontrar la presión del neumático que mejor se adapta a las necesidades de cada ciclista? Mediante el empleo del método prueba/error. Reduciendo o aumentando presión en intervalos de 4.5 PSI o 0.3 BAR. Teniendo en cuenta la siguiente tabla orientativa de presiones óptimas para un ciclista de 75 kilogramos:

  • Cámara delgadas (2.25 o menos): entre 30 a 32 PSI – 2.1 a 2.25 BAR
  • Cámara anchas (2.3 o más): entre 28 a 30 PSI – 1.9 a 2.1 BAR
  • Tubeless anchas (2.3 o más): entre 26 a 28 PSI – 1.7 a 1.9 BAR
  • Tubeless delgadas (2.25 o menos): entre 27 a 28 PSI – 1.8 a 1.9 BAR
  • Fat Bike (4.0 o más): entre 5 a 22 PSI – 0.5 a 1.5 BAR
  • 27.5+ (2.8 o más): entre 12 a 27 PSI – 0.8 a 1.8 BAR
  • Sobre llanta ancha (25 milímetros internos o más): entre 5 a 4.5 PSI – 0.1 a 0.3 BAR menos que con llantas convencionales.

 

FUENTE: todomountainbike.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *