Degenkolbse conquista el ‘infierno del norte’

John Degenkolbse se ha adjudicado la 113ª edición de la París-Roubaix tras imponerse al sprint en el velódromo por delante del checo Zdenek Stybar (Etixx-Quick-Step) y el belga Greg Van Avermaet (BMC Racing).

vcitoria 1
John Degenkolbse celebra su victoria en la línea de meta del velódromo.

 

De esta forma, el corredor de Giant suma su segundo monumento ciclista del año tras el conseguido en la pasada Milán-San Remo, convirtiéndose en el tercer ciclista de la historia que consigue este doblete, tras el belga Cyrille van Hauwaert (1908) y el irlandés Sean Kelly (1986).

El ciclista alemán posa con su segundo monumentos de la temporada.
El ciclista alemán posa con su segundo monumentos de la temporada.

119 años después de la victoria de Josef Fischer en la primera edición de la París-Roubaix, un alemán ha vuelto a dominar en el “Infierno del Norte”.

Este año no defraudó la clásica entre las clásicas, con sus 253 kilómetros de duro recorrido, a lo largo del cual se combinó trazados de pavé y asfalto. Además, en esta edición se ha vivido un momento de máxima tensión, cuando a falta de 80 kilómetros para el final  los corredores tuvieron que atravesar un paso a nivel que de repente cerró las barreras para que pasara un tren, algunos se pararon y otros ni lo respetaron.

ndkdfnbofkgnv
Algunos ciclistas se pararon en el paso a nivel cuando las barreras se bajaron, otros se saltaron las indicaciones y siguieron hacia delante.

A falta de 10 kilómetros para la meta, Degenkolbe, que había corrido toda la prueba bien arropado por su equipo, decidió jugar sus bazas y atacó lanzado por su compañero De Backer. Al último kilómetro llegaron siete corredores, que se jugaron el triunfo en el velódromo, donde el gigante del Giant no dio opciones a sus rivales.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *