EL RESURGIR DE NIBALI

Vincenzo Nibali conquistó su segundo Giro de Italia a sus 31 años después de una edición donde sufrió mucho y en la que tuvo que remontar hasta cuatro posiciones en la última semana. El del Astana suma así su cuarta gran vuelta y sube de nuevo a lo más alto de un podio en el que le acompañaron el colombiano Esteban Chaves como segundo clasificado y Alejandro Valverde, tercero. Gran estreno del murciano en la ronda italiana, que abandona también con un triunfo de etapa.

El italiano llevaba sin encontrar su mejor versión desde que en 2014 ganara el Tour de Francia. En 2015 fue una de sus temporadas más discretas, salvada ‘in extremis’ con un triunfo de etapa en la ronda gala y la victoria en Lombardía, pero manchada por aquella descalificación de la Vuelta a España cuando la cámara del helicóptero recogió a la perfección cómo se agarraba a uno de los coches de equipo.

Ahora, en 2016, tenía en el Giro la oportunidad de resarcirse y limpiar su imagen. No comenzó bien. Tras una primera semana de tanteo, los Dolomitas demostraron que no tenía sus mejores piernas y la cronoescalada de Alpe di Siusi pareció tumbarle. La cadena rota y una minutada perdida con sus más directos rivales antes de la última jornada de descanso, que de poco sirvió. Al día siguiente, en Andalo, Valverde demostraba su gran estado de forma y Nibali vivía su peor día tras perder más tiempo y colocarse en cuarta posición de la tabla. Un arpón clavado en el orgullo de un ‘Tiburón’ que volvió a ser más peligroso cuando se vio herido.

Italy's Vincenzo Nibali (C) of team Astana, winner, Colombia's Esteban Chaves of team Orica (L), second, and Spain's Alejandro Valverde of team Movistar, on the podium after winning the 99th Giro d'Italia, Tour of Italy, after the 21th stage from Cuneo to Turin on May 29, 2016. Astana's Vincenzo Nibali secured his second Giro d'Italia triumph on Sunday after topping a dramatic 99th edition that saw key rival Steven Kruijswijk agonisingly crash during the final stages. Germany's Nikias Arndt, of the Giant team, celebrated winning the final stage into Turin although it came only after Giacomo Nizzolo, of the Trek team, was stripped of the victory by race judges who ruled the Italian had hampered other riders by deviating from his sprint line.  / AFP PHOTO / Luk BENIES

Los Alpes serían el escenario ideal para jugarse el todo por el todo y enseñar los dientes a aquellos que cavaban su tumba. Dos etapas alpinas que le sirvieron para remontar cuatro posiciones y proclamarse campeón. La primera, tras una sensacional ataque lejano y una victoria de etapa que le afianzaba en la segunda plaza gracias, en gran medida, a la espectacular caída del holandés Steven Kruijswijk. Siempre quedará la duda de si el del Lotto NL-Jumbo habría ganado este Giro de no ser por ese brutal choque contra el hielo al más puro Titanic. Ahí se hundieron todas las opciones para un ciclista que se había mostrado como el más regular en la montaña.

Su testigo lo recogió Chaves, la eterna sonrisa del ciclismo. El colombiano contaba con una ventaja de menos de un minuto sobre el ‘Tiburón’, que no dudó en repetir estrategia y terminar devorando al menudo corredor del Orica, que se quedó con la miel en los labios de cantar su primera grande. Nibali había renacido a lo grande y también Valverde, que se mostró muy ambicioso en la tercera semana y que subió al tercer cajón en este su primer Giro de Italia. Llegar y hacer tercero para un hombre de 36 años que además se lleva una gran victoria de etapa y que ya suma podios en las tres grandes son palabras mayores. Casi tan mayores como la leyenda del sensacional corredor murciano. Pero no fue la única alegría española. Mikel Nieve también se llevó una durísima etapa, la de Cividale del Friuli, y el premio, más que merecido, al mejor de la montaña.

FUENTE: Marca.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *