4 PASOS PARA INICIARSE EN EL ENTRENAMIENTO CICLISTA

ciclista iniciándose en el ciclismo

El ciclismo requiere de un período de adaptación y de un entrenamiento ciclista básico para que vuestro rendimiento sobre los pedales vaya aumentando de forma más o menos drástica.

En el post de hoy os damos a conocer los principios básicos del entrenamiento ciclista para que comencéis a rodar de forma seria pero sin cometer ninguna locura que os cueste algún susto.

PASO 1: Salir a rodar

La primera pauta para iniciarnos en el entrenamiento en bicicleta consiste, lógicamente, en salir a rodar entre 30 y 60 minutos por sesión de 2 a 4 veces por semana. Dependiendo de vuestro estado físico, podéis manteneros en este paso durante un periodo de entre 2 y 6 semanas consecutivas.

PASO 2: Buscar compañía

Rodar en compañía es una de las mejores y más divertidas formas de potenciar vuestro rendimiento. Sobre todo en recorridos de entre 15 y 30 kilómetros de duración.

PASO 3: Añadir Intervalos

Después de un entrenamiento ciclista de entre 2 y 4 meses siguiendo los pasos anteriores, vuestro nivel físico y rendimiento sobre la bicicleta habrán experimentado un cambio sustancial. Debéis aumentar vuestras salidas a una duración entre 45 y 75 minutos/sesión de 3 a 5 veces por semana. Además, un par de veces por semana, debéis añadir los denominados intervalos a vuestro entrenamiento ciclista. Por ejemplo, podéis rodar 6 minutos con un desarrollo difícil y después rodar 4 minutos con un desarrollo de recuperación.

PASO 4: Rodar, rodar y rodar

Siguiendo los pasos anteriores, conseguiréis convertiros en auténticas máquinas de hacer kilómetros y kilómetros de ruta. No obstante, estas pautas son simplemente las reglas básicas de iniciación al entrenamiento en bicicleta, existiendo gran variedad de entrenamientos. Lo más aconsejable: no dejar de aprender y, sobre todo, no dejar nunca de seguir rodando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *