ENTRENAMIENTOS

deportes complementarios al ciclismo

DEPORTES COMPLEMENTARIOS A LA ACTIVIDAD CICLISTA

 

En el post de hoy te contamos algunos deportes que son muy beneficiosos para combinarlos con ciclismo, sobre todo al inicio de la temporada. Existen muchas posibilidades que combinándolas y aplicándose adecuadamente pueden resultar de lo más útiles para realizar un entrenamiento completo.

 

Debes buscar alguna actividad que te permita mantener un buen tono muscular y que al mismo tiempo, te permita desarrollar las capacidades aeróbicas. Por ejemplo, una vez que comiences la base, lo conveniente es encontrar una actividad donde puedas trabajar la resistencia.

 

Desde Suraventura, te recomendamos las siguientes:

 

  1. Correr

Primero hay que tener en cuenta que correr puede ser algo agresivo para las articulaciones de los ciclistas, por lo que deben hacerlo en las condiciones mas idóneas para evitar lesiones.

Cuando corremos a pie trabaja la musculatura de la parte posterior, como isquiotibiales y soleos, además de fascias plantares, tendones como el de la rótula y el tendón de Aquiles. Existe una descompensación muscular entre parte delantera y posterior de la pierna (cuádriceps/femoral), que provoca importantes sobrecargas, sobre todo a nivel posterior, si no empiezas poco a poco.

Si durante la semana no tienes posibilidad de coger la bicicleta, pero si tienes oportunidad de hacer por lo menos un día o dos de bici aunque sea en rodillo, tendrás mejores sensaciones cuando vuelvas a la bicicleta.

Debes comenzar con sesiones cortas. La adaptación a la carrera debe ser de forma progresiva.  Por ejemplo, podrías comenzar con sesiones de veinte o treinta minutos e ir añadiendo cada semana de cinco a diez minutos. Debes trotar más que correr y no olvides los estiramientos.

 

  1. Natación

La natación es otra de las alternativas con un componente aeróbico muy importante. Con este ejercicio se ven implicamos todos los grandes grupos musculares y además sin impacto, por lo que tienes menos riesgo de lesión a diferencia de correr.

Debes prestar especial interés y atención a la técnica, sobre todo si sufres de alguna lesión de espalda. Otra de las características de la natación es que el ritmo cardíaco es más bajo que en las otras disciplinas deportivas.

Favorecerás el fortalecimiento de los músculos superiores del cuerpo y las caderas.

 

  1. Esquí de fondo

Sería el deporte idóneo para compaginarlo con la bicicleta durante la época invernal, siempre y cuando se respeten las frecuencias cardiacas. Es un deporte que no resulta agresivo, si manejas la técnica.

Desarrolla al máximo el consumo máximo de oxígeno (V02máx), ya que trabajan los grandes grupos musculares en las piernas y el tronco superior. A mayor implicación de grupos musculares, mayor consumo de oxígeno.

 

  1. Patinaje en línea

El patinaje en línea es muy similar al ciclismo. El trabajo muscular es muy parecido y el fortalecimiento del cuádriceps, debido a la carga estática a la que es sometido por cada paso que se dan, es muy importante.

El gesto deportivo y la forma de desplazarse, obliga a mantener una postura inclinada y flexionando el tronco, por lo que se conseguirá un fortalecimiento en la zona lumbar, y sufriremos menos sobrecargas una vez que comiences a exigirte en la bicicleta. Tampoco hay impacto sobre las articulaciones debido al desplazamiento y el gasto calórico.

Ya es cuestión de que elijas la actividad que más te guste según tus preferencias, pero sin dejar de lado la bicicleta durante los fines de semana y un día por lo menos entre semana, es muy recomendable.

 

Fuente: planificatuspedaladas.com

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *