Fi’zi:k

En 1996 Selle Royal, uno de los mayores fabricantes de sillines del mundo con sede en Venecia, fundó Fi’zi:k.

A pesar de nacer bajo el paraguas y la protección de un gran nombre, sus inicios no fueron fáciles y no encontró su propio punto de inflexión hasta el nacimiento del  sillín Arione, que fue el que le dio fama mundial y el que en cierta medida  fijó la atención de las marcas  y de los aficionados en sus productos.

La dirección de Selle Royal decidió que tenía que crear un nuevo producto de altísimo nivel, capaz satisfacer las necesidades tanto de los profesionales de la competición como del aficionado con carácter más competitivo, y se creó la que hoy es una de las firmas más apreciadas por el consumidor.

Fi’zi:k se ha convertido en una marca de competición que representa belleza, velocidad, pasión y libertad.

Fi’zi:k tiene una de las gamas más complejas de sillines de alta calidad, ya sea con carcasa de nylon o carbono o con varillas de K:ium, una aleación propia más ligera que el titanio puro, o en carbono.