HÁBITOS SALUDABLES

LOS TRES BENEFICIOS DEL ACEITE DE OLIVA EN LA DIETA CICLISTA

 

Es el protagonista de nuestra dieta mediterránea y un nutriente insustituible. Los aceites son de vital importancia para el cuerpo humano ya que transportan numerosas sustancias activas solubles en grasa, como son: provitamina A (betacaroteno), provitamina D (ergosterol), vitamina E (tocoferol), vitamina F (ácidos grasos poliinsaturados).

Además, es básico en la dieta de un ciclista, porque de ello también dependerá la calidad de la energía que consigue de los alimentos y no todos los aceites se asimilan sin dejar residuos nocivos en nuestro organismo. En el post de hoy te contamos algunos de sus beneficios más importantes.

 

¿Cuál es la cantidad diaria recomendada de ingesta para un ciclista?

Normalmente, entre 60 y 80 gramos diarios es una dosis correcta. Esta cifra, evidentemente, depende de la persona y de su gasto energético diario, así que según dicen los expertos, las calorías que tenemos que ingerir diariamente entre el 20-35% debe provenir de los lípidos, entre ellos el aceite.

 

¿Cuáles son los beneficios del aceite de oliva para los ciclistas?

Los beneficios relacionados con el aceite de oliva provienen de tres elementos fundamentales que forman parte de su composición.

  • En primer lugar, se encuentra el ácido oleico, una grasa insaturada que reduce de manera drástica los niveles de colesterol en la sangre, por lo que previene esta enfermedad cardiovascular tan peligrosa y cada vez más presente en nuestra sociedad.
  • El segundo grupo de elementos fundamentales presentes en el aceite de oliva son unas sustancias químicas llamadas polifenoles, que poseen propiedades antioxidantes y además reducen las posibilidades de contraer enfermedades cardiovasculares y diversos tipos de cáncer.
  • Un último elemento presente en el aceite de oliva es la vitamina E, que también previene el daño oxidativo y las enfermedades cardiovasculares, además de mejorar el sistema circulatorio y la capacidad visual y de evitar enfermedades como el Parkinson y los altos niveles de colesterol.

Gracias a la presencia de estos tres elementos el aceite de oliva puede convertirse en un gran aliado para los deportistas. Sus propiedades antioxidantes sirven para luchar contra el único punto negativo que puede tener la práctica deportiva, el proceso oxidativo que se produce al consumir oxígeno, liberar radicales libres y que puede llegar a dañar distintas células de nuestro organismo.

Ya sabes, si aún no lo haces, incorpora el aceite en tu dieta. Son muchos los expertos que recomiendan la ingesta de aceite de oliva cotidianamente. De hecho, el equipo Movistar de ciclismo apuesta por el aceite de oliva en la dieta del ciclista, de la mano de la empresa Innoliva proveedor oficial del equipo para el tour de Francia.

 

Fuente:ciclismoafondo.es/ hsnstore.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *