La dirección: mantenimiento y ajuste

La dirección de una bicicleta es el componente que permite el giro de la bicicleta y que toméis las curvas sin esfuerzos. También, os ayuda a mantener el equilibrio en la bici.

La dirección no está sometida a un desgaste excesivo, ya que el giro que hace es limitado, aunque el barro, el agua y, sobre todo,  el mal montaje son las principales  causas de deterioro.

Básicamente, la dirección se compone de:

  • Pista inferior: Es el alojamiento del rodamiento inferior, también hay un retén que evita la entrada de suciedad del exterior.
  • Rodamientos: Es el elemento que hace girar la dirección, pueden ser de bolas y canastillas, los más básicos, o rodamientos sellados, los más habituales hoy en día.
  • Arandela de ajuste de holgura: Es la pieza encargada de ajustar la dirección para que no tenga holgura.
  • Tapa superior: Impide la entrada de suciedad del exterior.
  • Arandelas reguladoras de dirección: Regulan el ajuste para que ni tenga holgura, ni esté agarrotada.
  • Araña, tapa y tornillo: Es la parte superior y con ellas ajustamos el apriete para regular las holguras.

 

 

Las medidas de las direcciones pueden ser:

 

  • 2 mm, son las más básicas y están prácticamente en desuso

 

  • 1 1/8, es la medida de la mayoría, prácticamente

 

  • 1 1/5 o tapered, en estas direcciones el rodamiento inferior es de mayor diámetro para soportar mejor las fuerzas. Cannondale usa este sistema desde casi siempre.

 

 

Tipos de direcciones:

 

  • De cazoletas, se meten a presión en el cuadro quedando externas
  • Semi-integradas, las cazoletas quedan metidas a presión pero dentro del cuadro

 

  • Integradas,no llevan cazoletas siendo los rodamientos los que se meten en el cuadro.
aslkfngdñkmnh
La prensa es la herramienta que se utiliza para introducir las cazoletas.

 

 

 

Mantenimiento y ajuste de la dirección

 

El barro, el agua y los lavados a presión pueden entrar y fastidiar los rodamientos, por lo que el mantenimiento se basa en limpiar las piezas cuidadosamente, engrasarlas y montarlas.

En la imagen observamos una dirección dañada. Para evitarlo es necesario un correcto mantenimiento, basado en la limpieza y en el engrase.
En la imagen observamos una dirección dañada. Para evitarlo es necesario un correcto mantenimiento, basado en la limpieza y en el engrase.

 

Para el ajuste de la dirección, hay que empezar aflojando los tornillos de la potencia para permitirle que apriete al sistema, se ajusta mediante el tornillo que está en la tapa, normalmente con una llave allen del 5 o 4, el cual apretaremos para apretar la dirección y quitar la holgura.

 

Finalmente, volvemos apretar la potencia. Si hemos apretado más de la cuenta y no gira libre, debemos hacer los pasos anteriores, pero lo que haremos es aflojar un poco el tornillo superior.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *