La importancia de la recuperación, durante y tras la ABR

En una competición con la exigencia física de la ABR la recuperación es un aspecto fundamental. No debéis pensar que la recuperación solo se realizar al finalizar las etapas, todo lo contrario, es un proceso más complejo, y que continúa después de nuestra participación en la competición. Por ello, divido la recuperación en dos partes: durante la ABR y tras finalizar la ABR.

IMG-20150226-WA0007

DURANTE LA ABR

Este año tras finalizar las etapas he ido combinando los tradicionales masajes en las piernas con la electroestimulación, la cual he probado por primera vez, y la verdad es que me ha ido muy bien.  Tened en cuenta que los masajes deben ser suaves, ya que no pueden dejaros las piernas demasiados relajadas para  el día siguiente.

Por la tarde, solíamos descansar en el hotel, y después salíamos dar una vuelta para relajarnos y despejarnos. Lo hicimos todos los días, menos el cuarto. Estábamos tan muerto que no teníamos ni fuerza para salir del hotel.

Una vez que llegaba al hotel,estiraba durante un tiempo las piernas.
Una vez que llegaba al hotel,estiraba durante un tiempo las piernas.

El sueño es otro aspecto importante  a la hora de la recuperación. Nosotros hemos dormidos una media de 7 horas diarias, también os digo que yo soy de poco dormir. Pero os recomiendo, que durmáis lo que vuestro cuerpo demande y necesite.

Y por supuesto, no os podéis olvidar de la alimentación como base fundamental de la recuperación.  Al finalizar todas las etapas me tomaba inmediatamente un bote de recuperador y un sobre de creatina. A media tarde me tomaba otro bote de recuperador. Y antes de acostarme L-Glutamina y magnesio. La L-Glutamina es un recuperador que actúa mientras duermes y el magnesio te ayuda a conciliar el sueño y a que no te den calambres en las piernas.

Las cenas eran bastantes copiosas en cuanto carbohidratos, eso sí, siempre con algo de proteínas. Los desayunos también llevaban bastante carga de carbohidratos. Nosotros realizábamos los desayunos dos horas antes de montarnos en la bicicleta.

TRAS LA ABR

Es lógico y normal que tras una prueba con las características y el nivel de exigencia de la ABR, el cuerpo y la mente te pidan descanso.

Yo no volví a tocar la bicicleta hasta tres días después de acabar la ABR, y ese día me di un paseíto de una hora, simplemente para comprobar lo reventado que seguía!

Así seguí durante dos o tres días, después comencé a darle un poco más de caña, pero siempre una hora como máximo, con el objetivo de ir recuperando sensaciones.

Tenéis que tener en cuenta que el fondo que he cogido en la ABR y el ritmo de competición se empieza a notar a las semanas siguientes. La primera semana es de transición, para asimilar los esfuerzos tan grandes que ha hecho tu cuerpo durante seis días seguidos. Los músculos asimilan los esfuerzos tras los descansos.

La imagen habla por sí solo, acabamos literalmente reventados la ABR
La imagen habla por sí solo, acabamos literalmente reventados la ABR

Por último, quiero terminar el post de hoy dándole las gracias a Peri Ojeda por sus fantásticos masajes durante la ABR.

Y ya sabéis, cualquier duda, pregunta, o cuestión que queráis tratar, os atenderé encantado!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *