La importancia del mantenimiento de las horquillas

En el post de hoy queremos hacer hincapié en la importancia que tiene el mantenimiento de las horquillas, para evitar llegar al extremo de tener que sustituir las piezas más importantes, con el consiguiente costo que eso supone. Precisamente, eso mismo es lo que le ha pasado a un cliente de nuestro taller. En este estado ha traído su horquilla.

La Horquilla Lefty llegó a nuestro taller totalmente inservible.
La Horquilla Lefty llegó a nuestro taller totalmente inservible.

En este caso estamos hablando de una horquilla Lefty que se ha llevado más de tres años sin llevar acabo ningún tipo de mantenimiento y ha llegado al extremo de no poder usarse.

Los rodamiento estaban totalmente sucios
Los rodamientos y las pistas estaban totalmente sucios y oxidados, haciéndolos inservibles.

 

La horquilla también venía con el fuelle roto, (el cual hay que revisar periódicamente en busca de pequeños cortes que se pueden producir), por el cual durante todo este tiempo ha entrado agua, tierra, polvo, barro…etc, oxidando las pistas y rompiendo los rodamientos, los cuales hemos tenido que sustituir al estar completamente oxidado y sucios como podéis comprobar en la imagen.

Los rodamientos deben estar totalmente limpios, en la imagen podemos comprobar como estos están totalmente sucios y oxidados.
Los rodamientos deben estar totalmente limpios, en la imagen podemos comprobar como estos están totalmente sucios y oxidados. Vuestros rodamientos nunca deberán llegar a este estado.

Otro de los elementos que hemos tenidos que sustituir han sido las pistas, por las cuales se deslizan los rodamientos. Para que  los rodamientos se deslicen correctamente por las pistas, estas tienen que estar totalmente limpias y engrasadas. Lo bueno de la horquilla Lefty es que no le afectan las torsiones ni las presiones.

En esta imagen se aprecia perfectamente la diferencia, entre unos rodamientos
En esta imagen se aprecia perfectamente la diferencia, entre unos rodamientos y pistas totalmente limpios y engrasados y los que están sucios y oxidados.

El fuelle también ha sido sustituido por otro nuevo, precisamente la rotura del fuelle ha sido una de las principales causas del deterioro de la horquilla.

Para evitar que vuestra horquilla termine como la de nuestro caso, debéis de seguir al pie de la letra las siguientes recomendaciones

  • Revisar el fuelle todas las semana para comprobar que no tiene ningún tipo de rotura, en el momento que detectéis una mínima rotura tendréis que sustituirlo por uno nuevo.
  • Limpiar y engrasar las pistas muy bien, al menos, una vez al mes, para que los rodamientos se deslicen de forma correcta.
Es importante que utilicéis productos de calidad para engrasar la horquilla.
Es importante que utilicéis productos de calidad para engrasar la horquilla.
  • Y por supuesto, llevar vuestra horquilla una vez al año al taller para que le realicen un mantenimiento con limpieza y engrase a fondo.

Con estos dos sencillos pasos, seréis capaces de llevar un correcto mantenimiento de vuestras horquillas y evitaréis tener que sustituir los principales elementos, tal y como ha sucedido en este caso.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *