La recuperación mediante la electroestimulación

En un deporte como el ciclismo, donde la intensidad es tan elevada, la recuperación juega un papel fundamental. Tras la finalización del ejercicio físico la recuperación muscular es totalmente necesaria para poder rendir al día siguiente al mismo nivel y no provocar un sobreentranamiento.

sñndcñvnbnñ´v
La electroestimulación permitirá que nuestros músculos se recuperen con mayor velocidad.

La electroestimulación  permite acelerar el proceso de recuperación muscular tras un esfuerzo intenso, gracias a los efectos positivos de esta técnica sobre nuestros músculos, ya que genera:

  • Gran aumento del flujo sanguíneo que permite reducir las toxinas musculares producidas por la oxidación muscular.
  • Reducción de los dolores y contracturas musculares gracias al aumento de la producción de endorfinas y encefalinas
  • Disminución de la tensión muscular mediante un efecto relajante de las fibras musculares

Casi todos los electroestimuladores cuentan con programas de recuperación y con programas complementarios, como calentamientos, tonificantes…

La electroestimulación  se aplicará una vez hayáis finalizado el ejercicio físico. Previamente deberéis tomar los nutrientes recuperadores  y realizar una sesión de estiramiento que esté en torno a los 15-20 minutos.

A continuación, tumbados en la cama o en el sofá aplicaréis un programa recuperador sobre los músculos más castigados, el programa será de unos 25 minutos. Tras esta primera toma de contacto, podréis aplicar un programa de calentamiento que permitirá que los alimentos tomados previamente lleguen a los músculos.

Gracias a la electroestimulación vuestros músculos se recuperarán a una mayor velocidad y estaréis totalmente recuperados para volver a coger vuestra bicicleta al día siguiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *