LA RELACIÓN ENTRE BIOMECÁNICA Y FISIOTERAPIA

Muchas personas acuden a realizarse una biomecánica una vez que ya sufren algún tipo de molestia sobre la bicicleta. En el post de hoy os vamos a explicar la relación que existe entre la biomecánica y las lesiones en el ciclismo.

Hay muchos ciclistas que acuden a la biomecánica pensando que esas molestias, que han podido generar una lesión, que llevan soportando kilómetros y kilómetros sobre la bicicleta desaparecerán. Lo cierto es que estas molestias o lesiones deben ser tratadas por un profesional de la salud, qué junto con el estudio biomecánico, donde se determinará la postura correcta en la bicicleta, hará disminuir las molestias hasta su desaparición.

La biomecánica y los tratamientos de las molestias por parte de los profesionales funcionarán muchos mejor y obtendrán mejores resultados si se trabajan de forma conjunta.

El estudio biomecánico no puede ser tomado con un sustitutivo de acudir a un mantenimiento de nuestros músculos y articulaciones por parte de profesionales. Aunque tengas tu biomecánica realizada, tengas tu postura correcta sobre la bici y todos los parámetros correctos, si has tenido molestias anteriormente, también vas a necesitar un mantenimiento por parte de profesionales de la salud.

La biomecánica nos determinará con exactitud nuestra postura correcta sobre la bicicleta, lo que disminuye considerablemente el riesgo a lesión, por lo que tendremos que acudir con menos frecuencia y con lesiones menos graves que si vamos con las lesiones propias de una bici que no está ajustada a nuestro cuerpo.

La biomecánica y la fisioterapia son herramientas diferentes pero que se completan una a la otra. La utilización de ambas de forma individual es menos efectiva que la utilización de ambas de forma conjunta.

Sería conveniente mencionar, que al igual que un entrenador y una alimentación ayudan a los deportistas a aumentar su rendimiento, la biomecánica y la fisioterapia o quiromasaje también ayudan a mejorar el rendimiento de los deportistas.

Un caso que se repite mucho son dolores de espalda a partir de la hora y media dos horas, provocados por una inestabilidad de la pelvis en el sillín. Esto se puede producir por un sillín de anchura incorrecto o por llevarlo demasiado alto o bajo, esto provoca que la musculatura fásica se agote y que el trabajo que tenga que tenga que realizar esa musculatura pase a compartirlo con los ligamentos, los cuales al ser prácticamente inextensibles provocan dolor. Con la biomecánica correcta conseguiremos una estabilidad de la pelvis, desaparecerán los síntomas, pero la sobrecarga que se haya producido ya está ahí y sería conveniente tratarla con un profesional.

En conclusión, la biomecánica es una de las interdisciplanas que mejor puede explicar las causas de una lesión y transferir más objetivamente estos hallazgos al equipo de profesionales encargados de recuperar las funciones alteradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *