LABORATORIO CICLISTA

LA ERGONOMÍA EN EL CICLISMO

 

Es fundamental que el ciclista distribuya su fuerza por todo el cuerpo cuando monte en bicicleta. El trabajo de esa musculatura debe intervenir de forma equilibrada y correcta. Hoy trataremos de facilitaros una serie de consejos para conseguir la correcta posición en la bici en función de la bicicleta que uses.

 

Pero te preguntarás, ¿Qué es la ergonomía? Bien, la ergonomía es la ciencia que estudia precisamente cómo mantener estas fuerzas musculares en armonía, a la vez que, señala la mejor forma para que nuestro cuerpo se comporte con la máxima eficacia en la tarea que realiza. Cuando todas las fuerzas musculares están trabajando de forma equilibrada experimentamos, a pesar del esfuerzo que realicemos, una sensación de confort.

 

La posición en la bicicleta

Los tres puntos básicos a considerar en el pedaleo ergonómico, ya que es donde están los apoyos de todo el cuerpo son: las manos, las nalgas y los pies.

Correcta: La pelvis se inclina y la columna adquiere una forma de “S”, lo que produce una vuelta con un ligero hueco natural.

Incorrecta: La pelvis se inclina y la columna se inclina ligeramente hacia atrás a una posición “erguida”. Como resultado, la parte posterior se redondean y la columna vertebral es menos “resistente”. Cuando los brazos se estiran, en el torso se produce un ángulo desfavorable por lo que hay que modificar la postura y elegir un manillar adecuado, así como el agarre de los puños.

 

Además, también afecta el sillín, si está demasiado alto, o sea que está posicionado por encima de la línea del manillar, nos provoca una posición inadecuada de la pelvis. Si, por el contrario, el sillín está demasiado bajo, entonces son los pies los que se colocan inadecuadamente sobre el pedal y esto nos obliga a ejercer una fuerza poco eficaz la cual a su vez provocará más cansancio. La tija del sillín nos permite subirlo o bajarlo fácilmente para adecuarlo a nuestra posición.

 

El resultado de una pelvis mal colocada deriva en otros dolores como, por ejemplo, el hombro, la espalda, etc.

 

 

La posición adecuada en función de la geometría de la bici

 

Bicicleta holandesa

  • La posición es totalmente erguida: la espalda respecto al suelo está en una posición de casi 90 º.
  • Manillar y sus puños están muy cerca del torso. La principal ventaja es que la tensión en los brazos y las manos es muy baja.
  • Nos permite una visión amplia y la columna vertebral se mantiene en su forma natural en S.
  • La principal desventaja es que todo el peso recae sobre las nalgas y la transferencia de potencia es escasa, aunque suficiente para un pedaleo urbano entre coches y peatones.
  • No es una bicicleta para correr ni para afrontar subidas sino para desplazarse por terreno llano con tranquilidad.

Bicicleta urbana

  • El torso se inclina ligeramente con un ángulo de entre 60 a 70º. Esta ligera inclinación del torso
  • Buena visibilidad y mayor fuerza para el pedaleo lo que nos permite una conducción muy segura con más velocidad.
  • El punto débil de esta geometría es que las muñecas deben colocarse adecuadamente sobre los puños, de otro modo pueden darse molestias en el brazo por un cierto encogimiento de los hombros.
  • La posición del manillar es esencial, así como la altura del sillín.

Bicicleta cicloturismo

  • Mayor inclinación del torso, de entre 30 a 60° ya que esta mayor distancia entre el manillar y el sillín
  • Se pierde algo de visibilidad, prioriza más la fuerza que podemos realizar con el pedaleo.
  • En este caso los hombros, la parte posterior del cuello y las manos, reparten mejor la carga de todo el cuerpo. Esto revierte en un estilo de conducción más activo. Es un tipo de bicicleta pensada para realizar largos recorridos.
  • Su diseño pretende aliviar la presión en la espalda, la columna vertebral y las nalgas, que son las partes que más se castigan en la larga distancia. Con esta ligera inclinación, todo el cuerpo se involucra en la transmisión de energía hacia los pedales.
  • La desventaja es que las manos, la nuca y los hombros pueden estresarse. Por este motivo es recomendable un entrenamiento previo antes de lanzarse a un viaje de cicloturismo a la vez que escoger componentes que permitan aliviar la presión sobre los puntos clave como el manillar multifuncional o los puños con cuernos.

Bicicleta deportiva

  • Ofrece una posición corporal que imprima la máxima potencia a toda la musculatura.
  • El sillín de entrada está más alto que el manillar y el ángulo respecto al suelo es de 15 a 30º. Con esta posición se mejora también la aerodinámica ya que al inclinarse el cuerpo este ofrece una menor resistencia al avance.
  • Los músculos de la espalda, las piernas, los hombros…sufren si no tomamos medidas adicionales.
  • Ofrece una escasa visibilidad. Es por tanto una bicicleta para mirar al asfalto y concentrarse en la fuerza de pedaleo con la máxima potencia muscular.
  • La geometría de la bicicleta deportiva adaptada para el uso urbano cotidiano es fatal para nuestra musculatura.

 

 

Fuente: terra.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *