Las nuevas tendencias y corrientes en el mundo de la bici de carretera.

Hablamos sobre las nuevas tendencias que se están siguiendo en bicis de carretera desde las últimas temporadas hasta ahora.

Las últimas novedades en este tipo de bicis serían impensables hace unas temporadas o en citas bastante conocidas como son el Tour de Flandes o la París-Roubaix y hoy forman parte de una realidad que viene pegando fuerte y que los más valientes se han atrevido a probar ya.

Los mayores diámetros en las cubiertas de carretera, que ahora se están usando, antes eran de 22 mm y ahora son de 24 mm y hasta 25 mm (profesionales). En las de uso general o amateur pueden llegar hasta los 28 mm.

La última moda que se está siguiendo en Estados Unidos es montar en una bicicleta cuadro y horquilla de carretera para que sirva para ciudad y subir un poco pedalier y aumentando la longitud de la pipa de dirección para que así también sirva como todo camino, ganado polivalencia en la bici y pudiendo disfrutarla mucho más. Gracias al aumento del balón de la cubierta, y a los sistemas de absorción de vibraciones, se consigue una bici cómoda en terrenos irregulares.

Cannondale Slate2

Como ejemplo, las Specialized di verge y como máximo exponente del cambio encontramos la cannondale slate. Estas llegan al mismo diámetro de una bici de carretera (28” de llanta + neumático) con una llanta de 27,5”(27,1” real, ya que 27,5” es un nombre comercial) y un neumático de 42 mm. Esta bicicleta incorpora incluso suspensión delantera lefty de 30mm de recorrido. Estas amortiguaciones pueden llegar a reducir hasta el 50% de las vibraciones y mejorar de forma considerable el rendimiento y la comodidad del ciclista cuando rueda.

Specializd Diverge

A todo esto, también hay que añadir los frenos de disco en bicis de carretera  que ya se usan de forma amateur y que creemos que para 2017 empezarán a usarlo los profesionales y que será un punto y aparte en las bicis de carretera. Las bicis se construirán de una forma más ligera por la parte superior y las llantas ya que no tendrán que soportar la tensión de los frenos ni la temperatura, con la consiguiente mejora de comodidad y seguridad en la frenada para el ciclista, al contrario de lo que se piensa, esto no incrementará en gran medida los pesos, si no que irán distribuidos de manera diferente en la parte baja de la bicicleta, esto situará el punto de gravedad más bajo, ganado estabilidad y sensación de ligereza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *