¿Qué músculo ejercitamos cuando entrenamos con la bicicleta?

A pesar de que cuando entrenamos con la bicicleta parece que solo se trabaja las piernas, también involucra la parte superior de vuestro cuerpo y los músculos centrales si lo hacéis bien y si estáis atento a estos músculos durante el ejercicio.

MÚSCULOS PRINCIPALES

Cuando entrenáis con la bicicleta estáis trabajando principalmente los músculos de la  parte inferior del cuerpo: glúteos, cuádriceps,  isquiotibiales y los músculos de la pantorrilla.

  • Los cuádriceps son los músculos grandes de la parte frontal del muslo, son los responsables de enderezar la pierna y empujar el pedal hacia abajo en dirección al suelo. A la hora de una subida se requieres más trabajo por parte de estos músculos.

cuadríceps

  • El glúteo mayor y el glúteo medio se encuentran en las nalgas y se encargan de empujar el pedal hacia delante en la parte superior del pedaleo.

gluteos

  • Los isquiotibiales son los músculos que van desde los isquiones (parte inferior de la pelvis) hasta las tibia. Este músculo en la bicicleta sufre porque trabaja en acortamiento.

 

  • También utilizáis los músculos de la pantorrilla para continuar con la fuerza generada por los cuádriceps y los tendones hacia abajo a través del pie y de los dedos, especialmente durante la parte inferior del movimiento del pedal  cuando el pie está más cerca del suelo.

pantorrilla

Todos estos músculos trabajan juntos en la bajada del pedal, siendo el cuádriceps el músculo más importante en la tarea de pedalear. Y para subir el pedal  la flexión de la cadera y de la rodilla aportan el 100% de la potencia desarrollada. La flexión de la rodilla la efectúa los isquiotibiales.

También influye el tipo de conducción, que hace que se utilicéis algunos de estos músculos más que otros. Por ejemplo, si el terreno es montañoso, los cuádriceps hacen la mayor parte del trabajo al subir las colinas.

MÚSCULOS DE APOYO

Los otros músculos exteriores de las piernas se usan como músculos de apoyo al andar en bicicleta. Dependiendo del terreno y del manillar que se usa, se involucrarán los músculos superiores del cuerpo.

  • Brazos y hombros: La parte superior del cuerpo no la utilizáis mucho a la hora de entrenar o correr con la bicicleta. Los brazos y los hombros se utilizan, principalmente para bombear el manillar de lado a lado en las escaladas, esto implica el uso de los bíceps. Cuando estáis descansando sobre la bicicleta, los tríceps, ubicados en la parte posterior  del brazo superior, es utilizado para apoyar el peso del cuerpo. Por lo tanto, algo de fuerza en los brazos, hombros y espalda se requiere para el ciclismo.
  • Centro: El ciclismo también requiere de los músculos abdominales y del dorso. Mantener la posición correcta encima de la bicicleta implica la utilización del centro para mantener la espalda recta, hombros hacia abajo lejos de los oídos y el estómago un poco alejado hacia dentro.  Esta posición del cuerpo es armónica e ideal, previniendo la fatiga y las lesiones de muchos kilómetros de entrenamiento, mientras que también permite  el uso máximo de piernas y glúteos.

 

Durante el entrenamiento es importante que  dirijáis vuestra conciencia a estos músculos para sentir cómo utilizáis cada uno durante los movimientos de la bicicleta. Mantenerse al tanto de los músculos os ayudará a lo largo del tiempo para manejar adecuadamente la bicicleta, mantener una mejor forma y lograr la fuerza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *