EL RINCÓN DE PABLO

tubeless o cámaras

LA RECUPERACIÓN DESPUÉS DE UNA GRAN CARRERA CICLISTA

 

Después de rodar en una prueba tan dura, es necesario que el ciclista tenga un período de recuperación. Por recuperación, me refiero a un proceso por el cual nuestro organismo busca su óptimo punto de equilibrio tras una carga dura de trabajo en sus músculos. Esta recuperación se puede realizar de diversas formas: descanso, alimentación, ayuda psicológica y física…

 

De las anteriores mencionadas, me quedaría con el descanso ya que es la parte más necesaria e imprescindible del entrenamiento y fundamental para que todo salga bien en la prueba. El descanso nos permite asimilar correctamente las sesiones o cargas de entrenamiento.

 

Cuando nuestro cuerpo está sometido a una sesión dura de entrenamiento, el organismo se ve ‘’agredido’’ y el nivel de condición física disminuye a medida que se desarrolla la sesión. En ese estado, el organismo algo ‘’cargado’’ por la sesión, inicia la preparación para la próxima sobrecarga, mediante la adecuación muscular y las consiguientes adaptaciones neuromusculares, en definitiva, buscando la mayor eficiencia. Esto propicia que la siguiente carga al que tu cuerpo se vea sometido, será más fuerte, rápido y resistente. El estado de supercompensación.

 

Es por ello, que recalco la importancia del descanso. Sin él, su organismo será incapaz de recuperarse ante tal esfuerzo. Aunque también puede ocurrir el caso contrario, cuando el ciclista deja pasar demasiadas sesiones entre cargas de trabajo, su organismo no mejorará, ya que el efecto causal de la supercompensación habrá desaparecido, y el organismo busca siempre su estado anterior. La cuestión es que encontréis ese punto de equilibrio personal de cada uno. Es aconsejable buscar a una persona que nos guíe y nos asesore de manera objetiva.

 

Podéis decidiros por el descanso activo o total, el activo se refiere a los entrenamientos carentes de series, puertos o cargas que provoquen el estrés físico. Si hablamos del total, el ciclista deja por un tiempo la actividad deportiva. El tiempo de recuperación varía en función de la edad del ciclista, del estado físico, carga de trabajo habitual, momento de la temporada…

 

En definitiva, para una recuperación correcta, aconsejo hacer lo siguiente:

  • Descanso: Importantísimo agente de recuperación y muy a tener en cuenta.
  • Alimentación: Justo al acabar la sesión.

– Hidratos de carbono: Obligatorios para reponer los niveles de glucógeno agotados tras el esfuerzo. Lo ideal sería 1.5gr de H de Carbono por cada kg de peso.

– Aminoácidos ramificados: Aumentan la síntesis de proteínas y forman más masa muscular a la vez que retrasan la sensación de fatiga.

– Proteínas: Nuestro cuerpo por sí solo no es capaz de “fabricar” los aminoácidos esenciales, y la única manera de conseguirlos es comiendo alimentos ricos en proteínas de alta calidad.

  • Estiramientos. Muy importantes tras la carga de trabajo.
  • Masajes: Estos colaboran para evitar el estado de sobreentrenamiento y posible lesión.

 

¡Espero que mis consejos os hayan servido de ayuda!

¡Hasta la próxima!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *