RUTA CIRCULAR: RESERVA DEL CASTILLO DE LAS GUARDAS – GRANADA DE RIOTINTO

Clásica y divertida ruta circular por la zona minera de Río Tinto. Destacar la belleza de las sierras y paisajes de dehesa de la comarca. Se trata de un recorrido de escasa exigencia física y algo más en el aspecto técnico. Sobre todo, en la vía minera y la senda post Ribera del Peroamigo.

En los límites de Sevilla y Huelva antes de acceder a los Parques Naturales de la Sierra de Aracena/Picos de Aroche y la Norte de Sevilla y, por tanto, dejando bonitos paisajes que ya nos asoma a la belleza que poco más al norte atesoran ambos parques, se sitúa Granada de Río Tinto. Un lugar con encanto y contraste entre sus valles y montañas. Allí nos dirigiremos en una circular, con un total de 50 kilómetros de recorrido. El punto de partida es la Reserva del Castillo de las Guardas.

Descargar

RECORRIDO DE LA RUTA CIRCULAR

Nos dirigimos a la salida de la Reserva y tomamos la A-476. En poco más de 2 kilómetros llegamos a la entrada de la antigua vía minera a Peña del Hierro. Tras el túnel de Peralejo, el carril se complica al estar inundado del agua de lluvia. A continuación, un corto sector a la vera de la vía y hasta su final por la zona de la Calera. Antes nos habremos divertido entre trincheras, puentes y el segundo túnel.

Iniciamos otra larga fase que, por la HV-5011 y por piso de tierra, nos llevará a Granada de Río Tinto. Presenta una primera subida que, entre curvas, muestra parte de las minas de Río Tinto y de Peña del Hierro. Y finaliza en el puerto de los Manantiales. Desde donde comienza un baja y sube de largos intervalos entre las sierras de la Gata y de las Hoyas. Cruzando los arroyos de los Manantiales, Majadillas y el de las Hoyas.

Discurrimos por el camino de Campofrío/Castillo de las Guardas inmerso en el valle del arroyo Jarrama. El dique y la presilla en el área Dehesa del Jarrama es un punto singular. Antes de situarnos en la intersección bajo de Casa Nueva donde, de momento, abandonamos el camino principal. Comenzamos con

un bucle con 3 vadeos difíciles del Rivera de Peroamigo. En la confluencia de los arroyos del Burro y la Canaleta, buscamos la senda que entre dos cercados asciende a retomar el principal antes del asfalto. Advertir que el principio de la senda es muy complicado y nos exigirá tramos de peana esquivando aulagas.

Accedemos a la SE-556 que nos sorprende con unas largas y corajudas rampas que a poco suavizan. Y ya, en bajada, conectamos con la S-545 que nos permite un vertiginoso descenso hasta el cruce del pueblo de las Minas de las Guardas. Llegamos hasta su Reserva Zoológica donde finaliza el trayecto.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *