LA SIERRA SUR DE JAÉN

RUTAS SURAVENTURA (SURAVENTURA EXPERIENCE)

 

Se trata de una ruta circular montañosa por la localidad jienense de Campillo de Arenas. La ubicación exacta está en la sierra sur de Jaén, concretamente entre Jaén y Granada.

 

El recorrido total son 70,14 kms con 1.501m de altitud máxima y 2.088m de desnivel acumulado. El tiempo estimado para realizar la ruta es de 9h y 30 minutos, la dificultad es alta por lo que está especialmente pensada para profesionales del deporte.

 

La descripción de la ruta es la siguiente:

 

Desde Campillo, comenzamos la subida a los Cortijos de Casa Blanca, por el carril paralelo al Arroyo de Las Huertas al principio y a continuación, por el barranco del Candilejo. El camino está asfaltado y finalmente, se convierte en tierra.

Pasados los Cortijos, sale a nuestra derecha un desvío, el cual obviamos y continuamos a nuestra izquierda para coronar el Portillo de Casablanca. Comenzamos a bajar por un carril en excelentes condiciones. Totalmente pisado y sin ninguna piedra. Este carril va paralelo al Arroyo Barbahijar en dirección a Prados Bajos, lugar totalmente idílico. Tras breve trecho a nuestra izquierda sale otro carril, el cual tomamos y por medio de él, llegamos al Puerto de Cerro Prieto entre pinares y bosque de Quejigos y Chaparros. Desde ese punto, podemos divisar un amplio campo visual de todo lo que nos rodea hasta desembocar en el mismo carril del Arroyo de Barbahijar.
Continuamos nuestro camino al Collado Pitillos, en el cual a nuestra derecha sale el carril de Parrizozo-Embalse del Quiebrajano. Continuaremos el carril en ascenso a nuestra izquierda, en dirección al Puerto de Navalayegua, y al Monumento Natural Quejigo del Amo, o del Carbón.

 

 

Tras el Quejigo, continuando el camino, llegamos a la Nava de Navalayegua. Pasado esto, comienza un descenso que finaliza en la localidad de Valdepeñas de Jaén, pero pasado el desvío del cortijo del Tejuelo, abandonamos este carril principal por otro en muy malas condiciones (es más una vereda) a nuestra izquierda, entre el Cerro del Tejuelo y el de Altomiro que nos lleva al Puerto del Novillo.
Una vez coronado el Novillo, ante nosotros en dirección Sur Oeste, se abre la Cañada de Habares. Es una delicia contemplar estas praderías verdes, y las Lomas de Carboneros en la lejanía. Al principio el camino no está claro. La vegetación se ha comido la huella, pero no es complicado seguir camino ya que pronto damos con lo que fue un antiguo carril delimitado por una antigua alambrada. Conforme vamos bajando, el camino se va clareando hasta que el carril perdido, deja de serlo. En la parte final, un poco antes de una curva a izquierda, a la derecha tenemos una fuente de agua.

Continuamos bajando hasta llegar al Collado de Las Animas, y a la unión de uno de los carriles principales que a partir de aquí, vamos a llevar. Si tomamos dirección derecha, iríamos a Valdepeñas de Jaén (este carril se une al mismo que baja del Puerto Navalayegua.
Nosotros giramos a la izquierda, y tras un trecho de llaneo, vuelta a bajar y dar vista a la parte alta del Valle de Carboneros. Conforme bajamos a nuestra derecha sale un desvío. Este lo obviamos y giramos a la izquierda que es el camino a seguir.

 

Ahora toca subir. Una vez pasado el cortijo Vinatero, damos paso al Collado del mismo nombre, que a la vez es un cruce de caminos: Al frente va al Paredón y la Sierra del Trigo. A la derecha va a los Cortijos. Nosotros giramos a la izquierda por un carril bastante abandonado. Tendremos que abrir y cerrar más de un portillo. Pasaremos por las ruinas del antiguo cortijo Los chozones.

 

Al principio llanearemos, para iniciar una bajada que nos lleva al Arroyo de Despeñaburros al principio y continuar por el cauce del Arroyo Carboneros. Conforme avanzamos el barranco se angosta y la vegetación de ribera, ahoga los márgenes. Hasta llegar a la antigua presilla del río, entraremos y saldremos más de una vez para avanzar. Hay algunos tramos que el río nos llega por encima de las rodillas (los menos). Ir por el río es agradable, sobre todo en este tiempo primaveral.

 

Desde la toma, a las ruinas de la misma, iremos paralelos al Canal. Es el único camino viable. El río queda a nuestra izquierda y es una garganta profunda y lleno de vegetación.
El camino es el carril que a la izquierda lleva al cortijo Valdearazo.
Nosotros saldremos a nuestra derecha al carril que sube al Paredón. Una vez en él, giramos a la izquierda para bajar a Prados Bajos nuevamente como esta mañana. Ya solo queda subir el carril del Arroyo de Barbahijar hasta coronar el Portillo de Casa Blanca, en este caso de vuelta y bajar a Campillo de Arenas.

 

 

¡Toda una ruta llena de sensaciones y vivencias inolvidables!

Fuente: es.wikiloc.com

Descargar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *