Trabajo en equipo

El ciclismo es un deporte individual en la mayoría de los casos, pero hay veces que es más satisfactorio ayudar a un compañero que hacer la carrera en beneficio de uno mismo.

El pasado fin de semana, por motivos personales, mi cabeza no estaba preparada para competir y sufrir durante toda la carrera, y decidí ayudar a mi compañero Pedro a cumplir su objetivo, subir al podio en el III Mararón BTT de Carmona.

carmona 201
Pablo, seguido de Pedro durante el III Maratón BTT de Carmona.

 

Pedro, “El Paraguayo”, participó en la categoría de Máster 40, que es una categoría fuerte en la modalidad de maratón con corredores como Miguel López Solano, quien está a nivel de los mejores élites. Además, esta categoría cuenta con un nivel medio muy igualado, donde cualquiera puede realizar una carrera buena y subir al podio.

El recorrido del Maratón de Carmona estaba compuesto casi entero por pista, pero con un suelo con muchos chino, con la perdida de tracción que eso conlleva, con repechos muy duros de hasta 3 kilómetros e inclinaciones rondando el 25% en muchas ocasiones. La prueba  con más de 84 kilómetros de recorrido, estuvo muy bien marcada y con unos avituallamientos muy bien colocados y surtidos.

Durante la carrera en todo momento me quedé con Pedro , dándole libertad para que el cogiera su ritmo en las subidas, siempre estaba animándole, y cuando coronábamos apretábamos y cogíamos más velocidad  adelantando a gente que se había quemado subiendo. En el terreno llano yo le iba marcando el ritmo, en los avituallamiento paraba yo y cogía las cosas para que el no tuviera que parar. Tuvimos la suerte de no tener ningún problema mecánico.

pablo carmona 2015
Pedro y Pablo, momentos después de finalizar la carrera.

 

 

También le  estuve realizando las indicaciones de cuando se tenía que tomar los geles y la alimentación, de esta forma, solo sufrió calambre en los últimos 5 kilómetros. Estuvo a punto de tirar la toalla a mitad de carrera, es un bajón que todo el mundo pasa en una maratón, después el cuerpo se habitúa y continúas. Si no hubiera estado con él, seguramente hubiera abandonado.

Pedro dio todo lo que tenía y se quedó a solo 40 segundos del podio en una carrera muy disputada y con bastante nivel en su categoría, al final entramos el 15 y el 16 de la general, por lo que creo que debe estar contento y seguramente este resultado le de motivación para las siguientes pruebas.

Desde aquí felicitar también a Gloria Elena, quien hizo segunda de la general con su nueva bicicleta, y contó con la estimable ayuda de su marido Pedro en los kilómetros finales, quien no dudó, después de llegar reventado a la meta, en ir a buscar a su mujer para darle los geles y en ayudarla a realizar los últimos kilómetros finales.  ¡¡Enhorabuena a los dos!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *