TRUCOS MECÁNICOS

la suspensión de una mtb

DOS AJUSTES BÁSICOS DE LA SUSPENSIÓN DELANTERA DE LA BICICLETA DE MTB

Una horquilla o suspensión delantera sin ajustar puede dar peor resultado a la larga que no llevar ninguna suspensión. Hoy trataremos de ajustar y sacar el mayor rendimiento a la horquilla o suspensión delantera de nuestra bicicleta de montaña.

Como sabemos, la misión de la horquilla es reducir los impactos y vibraciones de las superficies irregulares comprimiendo o extendiendo de forma controlada la longitud de los brazos de la horquilla o suspensión. Este movimiento es controlado por tres parámetros básicos: precarga, compresión y rebote. Para el control y ajuste de este movimiento se utiliza aire a presión en una cámara de aire que devuelve la horquilla o suspensión a su posición normal tras su activación.

A continuación, los dos ajustes básicos de la suspensión delantera:

Primer ajuste. SAG o pre hundimiento de la horquilla o suspensión delantera

 

El SAG o prehundimiento es el recorrido que la horquilla o suspensión delantera se comprime con el peso combinado de la bicicleta y el ciclista. Es muy importante ya que permite que la horquilla o suspensión de nuestra bicicleta de montaña absorba las irregularidades del terreno de forma correcta y sin dañar ningún elemento adicional.

Paso 1 – Si para este ajuste no disponemos de un anillo de goma (junta tórica) instalado en el cuerpo del amortiguador, podemos utilizar una brida de plástico. Deslizamos la junta tórica (o brida de plástico) hasta el fondo del cuerpo del amortiguador hasta dejarla encima de la junta hermética del brazo de la suspensión.

Paso 2 – Súbete a la bicicleta con cuidado apoyándote con una mano en la pared y adopta la posición más común sobre ella. Permanece unos segundos así y bájate de la bicicleta con cuidado de no comprimir más la horquilla o suspensión delantera de la bicicleta.

 

Paso 3 – Mide la distancia neta que ha marcado la junta tórica (o brida de plástico) desde la junta hermética de la botella del amortiguador. A esto le llamamos SAG o prehundimiento, es lo que se ha comprimido la suspensión con tu peso. Normalmente será de entre el 15% y el 25% para rally y maratón y, de entre el 25% y el 35% para enduro y Free Style del recorrido máximo de la horquilla especificado por el fabricante.

Paso 4 – Añadiremos o quitaremos aire a la horquilla hasta llegar al SAG que queramos, repitiendo los dos pasos anteriores. En cada prueba, cambiamos la presión unos 5 o 10 PSI cada vez, hasta encontrar la presión adecuada para que el ajuste de SAG quede exactamente a la medida que queremos poner a nuestra suspensión.

 

Segundo ajuste. Rebote o amortiguación de compresión en la suspensión delantera

Pueden darse dos casos:

 

El ajuste de rebote controla la velocidad de recuperación de la suspensión. Cuando cogemos un bache con nuestra bici, el ajuste de precarga controla la absorción del bache mientras que el rebote controla la velocidad a la que la suspensión vuelve a su posición normal, de nada serviría tener bien ajustada la precarga y el SAG si la suspensión recuperara su posición a la misma velocidad que se encoge.

 

Si el ajuste de rebote de una suspensión está demasiado rápido, en un bache obtenemos un efecto parecido a como si hubiéramos pasado dos baches seguidos. De aquí la necesidad e importancia de ajustar correctamente el rebote. El dial de ajuste de rebote por lo general estará identificado de color rojo.

 

Si, por el contrario, el rebote es muy lento el efecto que produce es que una vez comprimido por un primer bache, la horquilla de suspensión no se recupera lo suficientemente rápido para cuando si encontramos un segundo bache seguido, y estar ya comprimida no cumple su función de amortiguar, absorbiendo sólo los primeros impactos. El ajuste de rebote se regula mediante un sistema hidráulico en la botella del amortiguador, básicamente consiste en hacer pasar el aceite por un circuito hidráulico en el que una válvula regulable controla el paso de aceite y por tanto la velocidad a la que recupera nuestra horquilla.

 

¡Esperamos que os hayan servido estos consejos!

 

Fuente: granabike.com

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *